Mitos y realidades de la Insuficiencia Cardiaca

El 50% de los pacientes con insuficiencia cardiaca no sabe que el ejercicio puede ser un tratamiento para su enfermedad.

  • Varios estudios que se presentarán en el próximo Congreso Anual de la Heart Failure Association, perteneciente a la Sociedad Europea de Cardiología, ponen de manifiesto la poca conciencia que la población y los propios pacientes tienen sobre la insuficiencia cardiaca
  • Aprovechando la reciente celebración del Día de Concienciación sobre la Insuficiencia Cardiaca, la Fundación Española del Corazón (FEC) aclara una serie de mitos y realidades en torno a la enfermedad
  • La insuficiencia cardiaca afecta en España al 2,7% de la población mayor de 45 años y al 8,8% de los mayores de 74, siendo la primera causa de hospitalización por encima de los 65 años

Poco más del 50% de los pacientes con insuficiencia cardiaca sabe que el ejercicio puede ser un tratamiento para su enfermedad y una de cada cinco personas cree que los pacientes con insuficiencia cardiaca deben evitar el ejercicio. Son algunas de las conclusiones extraídas de varios estudios que se presentarán en la próxima reunión anual de la Heart Failure Association, perteneciente a la Sociedad Europea de Cardiología, que se celebrará del 25 al 28 de mayo en Atenas. Tal y como valora el Dr. José Manuel García Pinilla, presidente de la Sección de Insuficiencia Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), estos datos “ponen de manifiesto la poca conciencia que la población y los propios pacientes tienen sobre esta enfermedad”.

Aprovechando la reciente celebración del Día de Concienciación sobre la Insuficiencia Cardiaca, la Fundación Española del Corazón (FEC) aclara una serie de mitos y realidades en torno a esta enfermedad.

1. La insuficiencia cardiaca es una enfermedad poco frecuente: MITO.

Se estima que, aproximadamente, de un 1 aun 2% de la población de los países desarrollados padece insuficiencia cardiaca, una proporción que puede aumentar en hasta ≥ de un 10% en personas mayores de 70 años1. En España, la insuficiencia cardiaca afecta al 2,7% de la población española mayor de 45 años y al 8,8% de los mayores de 742. “Sabemos que una de cada cinco personas mayores de 40 años va a sufrir insuficiencia cardiaca a lo largo de su vida”, detalla el Dr. García Pinilla, quien añade que “esta enfermedad es el motivo más frecuente de ingreso en pacientes de más de 65 años”.

2. La insuficiencia cardiaca es una consecuencia del envejecimiento: REALIDAD.

La insuficiencia cardiaca no tiene edad y afecta a personas de todas las edades. No obstante, afecta más a las personas mayores. Esto sucede “porque los pacientes con infarto ya no se mueren y porque la edad de la población es mayor. Más edad implica más exposición, y durante más tiempo, a los factores de riesgo cardiovascular que, al final, son los que determinan la aparición de insuficiencia cardiaca; fundamentalmente la hipertensión y la diabetes”.

3. El ejercicio físico está contraindicado en pacientes con insuficiencia cardiaca: MITO.

Se recomienda mantener un cierto grado de actividad física, moderado y adaptado a cada paciente. “Numerosos estudios han demostrado que los pacientes con insuficiencia cardiaca que se mantienen activos tienen un mejor pronóstico, calidad de vida y presentan una disminución de los síntomas”, aclara el experto.

4. La insuficiencia cardiaca se produce porque el corazón deja de latir: MITO.

La insuficiencia cardiaca no significa que el corazón ha dejado de latir. “Esta enfermedad se produce porque el corazón no tiene capacidad suficiente para bombear sangre o para mantener las necesidades metabólicas o de oxigenación de los tejidos”.

5. La insuficiencia cardiaca es una enfermedad terminal que no tiene tratamiento: MITO.

La insuficiencia cardiaca es una enfermedad que tiene muy mal pronóstico si no se trata. De hecho, “tiene peor pronóstico que la mayor parte de los cánceres, pero sí tiene tratamiento”, detalla el Dr. García Pinilla. Existen fármacos que son capaces de cambiar el curso natural de la enfermedad, reducir hospitalizaciones, aumentar la supervivencia y mejorar síntomas y calidad de vida.

Acerca de la SEC y de la FEC

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Fundación Española del Corazón (FEC) constituyen una organización cuyo impulso vital es velar por la salud cardiovascular de la población a través de la excelencia clínica e investigadora, así como educativa y divulgativa. Ambas entidades se han convertido en el referente en castellano de la lucha contra la enfermedad cardiovascular, primera causa de muerte en nuestro país.

La SEC cuenta con más de 4.000 socios, entre cardiólogos y profesionales relacionados con las enfermedades cardiovasculares, españoles procedentes del ámbito europeo, latinoamericano e internacional.

La SEC tiene entre sus objetivos principales contribuir a la mejora de la calidad asistencial, promover la formación e investigación cardiovascular, fomentar la prevención y salud cardiovascular, además de crear vínculos nacionales e internacionales con las sociedades homólogas, y representar a todos los profesionales interesados en el área de la cardiología.

La FEC cuenta con más de 10.000 socios, entre los que se incluyen los cardiólogos de la SEC, profesionales de enfermería en cardiología, asociaciones de pacientes, entidades privadas y socios particulares.

Fuente: Fundación Española del Corazón

Hacer más ejercicio es beneficioso para tu corazón

La actividad física continua ayuda a perder peso, dejar de fumar, reducir el estrés, elevar el colesterol bueno… Creamos un plan para que aproveches al máximo el ejercicio.

Objetivo

  • Al menos 30 minutos diarios todos o casi todos los días de la semana.

Acciones para incrementar la actividad física

Las personas que no realizan actividad física tienen un riesgo mayor de padecer un ataque cardiaco comparado con aquellas que realizan ejercicio físico regularmente. La actividad física continuada tiene muchos efectos beneficiosos para la salud como la pérdida de peso, ayuda a dejar de fumar, reduce el estrés, disminuye la presión arterial, ayuda a controlar los niveles de azucar en la sangre y eleva los niveles de colesterol HDL (colesterol bueno).

La realización de ejercicio físico aeróbico (aquel que utiliza los grandes músculos de piernas y manos) la mayoría de los días de la semana durante 30-60 minutos ayuda al corazón a trabajar de una forma más eficiente.

Es importante hablar con tu médico antes de comenzar o modificar un programa de ejercicio físico.

Plan de acción

  1. Haz una lista de actividades físicas que te gustan y planificar con tu médico cuáles son las más adecuadas para ti.
  2. Empieza de forma progresiva hasta realizar por lo menos 30 minutos diarios todos o casi todos los días de la semana.
  3. Camina de forma regular hasta alcanzar un objetivo de 10000 pasos diarios.
  4. Para no aburrirte, cambia de actividad con frecuencia.
  5. Guarda un registro de la actividad física realizada.
  6. Realiza el ejercicio con más gente para mantener la motivación.
  7. Sube por escaleras en vez de utilizar el ascensor.
  8. Utiliza videos didácticos de programas de ejercicio.
  9. Asiste a clases de baile.
  10. Pide apoyo a tus familiares y amigos.

Fuente: Fundación Española del Corazón

Pacientes de cirugía cardiaca y sus familias visitan el Hospital Virgen de la Victoria antes de su ingreso para operarse de corazón

Mejorar la seguridad y reducir la ansiedad de estos enfermos son los objetivos de estos encuentros organizados por las unidades de Corazón y de Anestesia y Reanimación de este centro sanitario.

Más de una treintena de usuarios entre pacientes, familiares y acompañantes han realizado una visita a las distintas dependencias donde serán ingresados próximamente para operarse del corazón, con el objetivo de conocer de primera mano al personal que le atenderá en las áreas de hospitalización, quirófano y recuperación postquirúrgica; lo que contribuye a mejorar los niveles de seguridad y confianza en los pacientes y sus familias, minimizando las cargas de preocupación y de ansiedad que suponen para los enfermos su paso por el centro para realizarse una operación de cirugía mayor del corazón.

Asimismo y organizado por las unidades de Corazón y Anestesia y Reanimación de este centro sanitario, la iniciativa- que se engloba dentro de las actividades programadas para el usuario por parte de la la Unidad de Formación del Hospital Virgen de la Victoria- forma parte de los talleres de la Escuela de Pacientes de Cirugía Cardíaca, dentro del Programa ‘Educa a tu corazón’. Además, esta actividad se suma a otras escuelas de pacientes ya puestas en marcha por el Área del Corazón del Hospital Virgen de la Victoria, como son las de Insuficiencia Cardíaca, dispositivos de Estimulación Cardíaca, y la de Grupos Multifamiliares.

De este modo, los pacientes acompañados de sus familias han sido recibidos por el jefe de servicio de Cirugía Cardiaca de la Unidad de Corazón del Hospital Virgen de la Victoria, José María Melero, y por la coordinadora de cuidados de Enfermería de esta unidad, Francisca Benitez. Además, del enfermero perfusionista de la Unidad de Anestesia y Reanimación, José Manuel Angulo, la enfermera de la sección de Insuficiencia Cardiaca, Yolanda Sánchez Paule, y el enfermero de la Unidad de Cuidados Críticos, Miguel Ángel Santaella. También, ha participado en este taller la responsable de la Unidad de Formación de este centro sanitario, Ángela Ortega.

En este sentido, los pacientes y sus familias han recibido información detallada acerca de todo el circuito que van a seguir una vez ingresen en el centro para operarse de corazón, su paso por el quirófano, así como su estancia en la Unidad de Anestesia y Reanimación, donde permanecen ingresados normalmente entre 48-72h (horarios de visitas e información para los familiares, etc.), y el retorno al área de hospitalización hasta su alta a domicilio.

Con el objetivo de fomentar la participación de los ciudadanos, se ha contado una vez más con la colaboración de María Victoria Martín Palma, que, como paciente experta y directora de la Asociación de Pacientes Anticoagulados y Coronarios de Málaga (APAM) , ha proporcionado una visión cercana de la incorporación a la vida cotidiana tras una operación del corazón vivida desde su propia experiencia.

También, los asistentes han recibido consejos sobre higiene, administración de medicamentos previa a la intervención, así como el tipo de aparataje (monitorización, etc) que se les va a aplicar durante su estancia, sobre todo mientras permanecen en el área de recuperación, así como el personal que les va a atender en cada momento del circuito. Posteriormente, el grupo ha llevado a cabo una visita por las distintas dependencias por donde pasarán durante su estancia: la entrada a quirófano, accesos a la unidad de anestesia y reanimación, unidad de hospitalización, con el objetivo de hacer más cercano el centro hospitalario y conocer a los profesionales que les atenderán próximamente.

Actividad asistencial Servicio de Cirugía Cardiaca

El servicio de Cirugía Cardiaca del Hospital Virgen de la Victoria realiza cada año unas 450 intervenciones de cirugía cardiaca mayor., de las cuales, unas 80 operaciones de esta índole son relativas a casos urgentes.

Por otro lado, de los pacientes programados, unos 180 corresponden a problemas valvulares, más 165 de tipo coronario, y el resto a otros procedimientos varios. Cabe destacar los programas quirúrgicos de reparación valvular, cirugía cardiaca mínimamente invasiva y tratamiento endovascular de la patología aórtica, entre otros.

Además, el Servicio de Cirugía Cardiaca mantiene abiertas tres consultas semanales de Postoperatorio, Aorta e Inclusión en Lista de Espera, donde son atendidos más de 12:07 21/02/2019 600 pacientes cada año.

Chequeo médico y salud cardiovascular

La mayoría de los infartos de miocardio se asocian a factores de riesgo vascular, como la hipertensión, el colesterol, la obesidad, la diabetes y el consumo de tabaco y alcohol.

De hecho, estos factores pueden tener efectos negativos en nuestro organismo y en nuestra salud, contribuyendo a la aparición de enfermedades como la arterosclerosis, que obstruye nuestras arterias y venas y puede provocar una embolia pulmonar, un ictus cerebral, un infarto de miocardio o una trombosis venosa profunda.

Por ello, el Instituto Valenciano del Corazón (Insvacor) ha recordado que ocho de cada diez infartos se podrían evitar eliminando todos los factores de riesgo y siguiendo un estilo de vida saludable basado en la práctica de ejercicio físico regular y manteniendo una dieta sana y euqilibrada.

Si mantenemos estos hábitos, podremos reducir la hipertensión arterial, el nivel de lípidos (colesterol y triglicéridos) y prevenir la diabetes o mejorar su control.

“Los factores de riesgo más preocupantes son la diabetes y la obesidad, estrechamente relacionados con la mala nutrición”, ha remarcado Víctor Girbés, el presidente de la institución y cardiólogo de los Hospitales Vithas Nisa Valencia al Mar y Aguas Vivas.

Por otro lado, Manuel Angoso, responsable de la unidad de Chequeos del Hospital 9 de Octubre de Madrid, ha recordado que precisamente este centro sanitario ofrece una serie de pruebas que permiten valorar el estado del paciente, atendiendo de forma especial a su salud cardiovascular. “La opinión de nuestro cardiólogo es determinante, pues si lo cree necesario realizará otras exploraciones que ayuden a establecer un diagnóstico más preciso del corazón y de las arterias coronarias del paciente”, ha resaltado.

Y es que es importante destacar que, de todos los pacientes atendidos en los últimos meses en este hospital, en un 40% de los casos se les diagnosticó una patología cardiovascular. Tal y como resalta el especialista, “el 90% de los pacientes que viene a realizarse un chequeo médico sale con recomendaciones que son importantes para su salud médica”.

De hecho, estos chequeos son necesarios debido a su alcance preventivo, relevantes para las alteraciones cardíacas. Dan opciones al paciente para cambiar sus hábitos de vida y recibir tratamiento farmacológico que le proteja de enfermedades cerebrovasculares o cardiovasculares potencialmente graves como el infarto de miocardio o el ictus.

Fuente: Infosalus y Feasan

Los beneficios del adiós al tabaco para tu corazón

A pesar de que el número de personas que fuman ha vuelto a crecer en España, donde ya hay tantos fumadores como antes de las leyes antitabaco, las evidencias científicas lo han dejado claro: fumar pone en riesgo nuestra salud, y no solo porque aumente el riesgo de padecer cáncer. También hace peligrar el buen funcionamiento del sistema cardiovascular, de tal forma que se calcula que una persona fumadora multiplica por dos o por tres el riesgo de sufrir un infarto.

De hecho, siete de cada ocho muertes súbitas cardiovasculares se produce en fumadores. Por eso nunca es tarde para abandonar el tabaco. Nuestro cuerpo agradece que dejemos de fumar ya desde los primeros días, evidenciando una serie de cambios que son un regalo para el organismo. Estos son algunos de ellos:

Beneficios en las primeras semanas

Los efectos de abandonar el tabaco son visibles ya en las primeras semanas porque dejar de consumir las más de 4.000 sustancias tóxicas que contiene un cigarrillo proporciona una serie de cambios. A los 20 minutos de la última calada la presión arterial baja hasta normalizarse, y tras 8 horas el monóxido de carbono reduce su tasa sanguínea a la mitad. Por eso en poco tiempo mejora la frecuencia cardiaca y el control de la tensión, además de que disminuye el riesgo de arritmias. Pasados siete días, los bronquios van recuperando su tono, por lo que el ex fumador empieza a respirar mejor y reduce las posibilidades de infecciones broncopulmonares. Al mismo tiempo, la capacidad para el ejercicio físico aumenta.

Beneficios tras un año

Según los estudios realizados, si quien ha dejado de fumar había pasado por un infarto, al año de abandonar el tabaco su riesgo de sufrir un segundo infarto se reduce a la mitad. El principal daño que el tabaco provoca en la salud cardiovascular es que acelera la ateroesclerosis, un proceso de degeneración de las arterias que puede derivar en trombos que producen infartos. Al detener el daño que producía el tabaco, mejoran notablemente las perspectivas de vida.

Beneficios tras cinco años

Transcurridos cinco años, el riesgo de enfermedad cardiovascular disminuye enormemente. Si se deja de fumar antes de entrar en la cuarta década de vida, tras cinco años el ex fumador tendrá un riesgo cardiovascular similar al de una persona de su edad que no haya fumado nunca. A medida que se retrasa el cese, el riesgo no llega a igualarse al de un no fumador pero sí hay una importante mejoría de salud.

Fuente: Fundación Española del Corazón

Una dieta de alto contenido en fibra reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares

La revista científica The Lancet ha publicado una reciente revisión de estudios liderada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que concluye que una dieta de alto contenido en fibra reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y muerte prematura. Esta investigación fija en al menos entre 25 y 29 gramos el consumo diario de fibra recomendado, con indicaciones de que la ingesta de más de 30 gramos al día sería aún mejor.

El análisis señala que las muertes por todas las causas, así como las enfermedades del corazón, se redujeron entre un 15 y un 30% entre la población que consumió mayor cantidad de fibra en comparación con la que menos. En concreto, la enfermedad coronaria, los accidentes cerebrovasculares y la diabetes mellitus tipo 2 se redujeron entre un 16 y un 24%. Estos resultados significan 13 muertes menos y seis casos menos de enfermedad coronaria por cada 1.000 personas que ingieren alimentos ricos en fibra en comparación con aquellos que no lo hacen.

En la línea con los resultados de esta investigación, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA por sus siglas en inglés) recomienda un consumo diario de fibra de 25 gramos. Sin embargo, la mayoría de la población mundial consume menos de 20 gramos al día. En España, una reciente investigación de la Fundación Española de Nutrición (FEN) sitúa la ingesta media diaria de fibra en nuestro país en 15,8 gramos.

“Los alimentos ricos en fibra regulan el tránsito intestinal, incrementan la sensación de saciedad y se han relacionado con la regulación de los niveles de glucemia y colesterol”, explica el Dr. José Luis Palma, vicepresidente de la Fundación Española del Corazón (FEC).

 

Alimentos ricos en fibra

Existen dos tipos de fibra: solubles e insolubles. “Las fibras solubles se encuentran principalmente en las frutas y verduras, especialmente en manzanas, naranjas, zanahorias, brócoli y cebollas. También en el salvado de avena, cebada, nueces, almendras, avellanas, y legumbres”, apunta el Dr. Palma.

“Las insolubles están presentes en la parte externa de semillas y granos, salvado de trigo, maíz, cereales integrales, en las cáscaras de las manzanas y peras, en la parte blanca de las frutas cítricas y legumbres”, añade el cardiólogo.

Las frutas, verduras, cereales y legumbres contienen fibra soluble e insoluble en diferente proporción. Los cereales y vegetales poseen aproximadamente un 30% de fibra soluble con respecto al contenido de fibra total, las legumbres un 25%, y las frutas casi un 40%. La fibra insoluble se encuentra en el tegumento y en el esqueleto del vegetal, así como en la cáscara de la fruta y los cereales.

“Desde la FEC recordamos siempre la importancia de seguir una dieta variada y equilibrada, junto con la práctica de ejercicio físico de forma regular, para prevenir las enfermedades cardiovasculares”, concluye el vicepresidente de la Fundación.

Fuente: Fundación Española del Corazón

Investigadores malagueños advierten del riesgo de realizar ejercicio físico intenso a pacientes con miocardiopatía de tipo hereditaria

Dirigido por especialistas del Hospital Virgen de la Victoria vinculados a la red de investigación de enfermedades cardiovasculares CIBERCV, los resultados ya han generado un artículo de impacto.
El ejercicio físico intenso podría no ser recomendable para pacientes con una enfermedad cardíaca coronaria (miocardiopatía) de tipo hereditaria. Así lo ha concluido un estudio científico- cuyos resultados ya han generado una publicación internacional de impacto científico- que ha estado dirigida por investigadores malagueños. En concreto, por los especialistas en Cardiología de la Unidad de Gestión Clínica de Corazón del Hospital Virgen de la Victoria de Málaga, vinculados a su vez al grupo de investigación en red para enfermedades cardiovasculares CIBERCV; Manuel Jiménez Navarro, Amalio Ruiz Salas, Alberto Barrera y Javier Alzueta (éste último director de la Unidad de Arritmias de este centro).

Asímismo, y tal y como se recoge en el artículo Impact of dynamic physical exercise on high-risk definite arrhythmogenic right ventricular cardiomyopathy, recientemente publicado, el ejercicicio dinámico en este tipo de pacientes podría estar relacionado con una mayor frecuencia de aparición de arritmias y disfunción ventricular, según indican los investigadores y autores de este trabajo, que se encuentra liderado por el especialista en Cardiología del Hospital Virgen de la Victoria, Manuel Jiménez Navarro.

En este sentido, el también cardiólogo del grupo e investigador de este estudio, Amalio Ruiz Salas, ha explicado que “la miocardiopatía hereditaria está considerada como una de las principales causas de muerte súbita en jóvenes y atletas, y que el impacto de la actividad física intensa en estas personas puede provocarles complicaciones de tipo arritmico o disfunciones en el ventrículo derecho”.

Asimismo, Ruiz Salas, ha destacado que para llevar a cabo este estudio “se han recopilado datos sobre la actividad física realizada por los pacientes de este hospital en el momento de ser diagnosticados de la enfermedad”. Además, añade este investigador vinculado al CIBERCV, que “la intensidad se ha clasificado atendiendo a la frecuencia media de las sesiones semanales de ejercicio físico en los diez años anteriores a la manifestación de la dolencia y en los siguientes grupos: alta/competitiva (más de 3 horas a la semana), moderada (de 1 a 3 horas) e inactivo, con menos de 1 hora”.

De esta manera, los investigadores de este estudio han explicado además que el primer evento arrítmico importante y la aparición de disfunción ventricular derecha severa en los pacientes fue detectada primero en el grupo de ejercicio de alta intensidad, seguido por el grupo de intensidad moderada y más tarde en el grupo de baja intensidad o inactivos. Por este motivo, han concluido los autores que el riesgo de sufrir complicaciones de este tipo afecta antes a los individuos que realizan ejercicio más intenso que a aquellos que lo hacen de forma moderada o que no practican ninguna actividad.

El Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER) es un consorcio dependiente del Instituto de Salud Carlos III (Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades) y cofinanciado con fondos FEDER. El CIBER en su área temática de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV) lo forman 40 grupos de investigación seleccionados sobre la base de su excelencia científica pertenecientes a 24 instituciones consorciadas. Su trabajo se articula alrededor de 6 líneas de investigación enfocadas en los principales desafíos de la salud cardiovascular, con 4 programas longitudinales: daño miocárdico, enfermedad arterial, insuficiencia cardiaca y cardiopatías estructurales y 2 programas transversales: biomarcadores y plataformas, y epidemiología y prevención cardiovascular.

La sal como factor de riesgo de la fibrilación auricular

El consumo elevado de sal aumenta el riesgo de fibrilación auricular, según un estudio desarrollado por la Universidad de Oulu (Finlandia).

La fibrilación auricular (FA), la arritmia más frecuente en nuestro país, es una enfermedad que afecta al ritmo del corazón provocando una pérdida de la sincronía del latido normal del corazón, es decir, el tiempo entre latido y latido es desigual. Las personas que la sufren corren un mayor riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular o desarrollar una insuficiencia cardíaca.

Ya se conocía como el consumo excesivo de sal afecta al riesgo de enfermedades cardiovasculares ya que, por ejemplo, contribuye al aumento de la hipertensión arterial, uno de los factores de riesgo más relevantes de este tipo de enfermedades.

Para probar su hipótesis investigadores fineses siguieron durante 19 años a un grupo de 716 hombres y mujeres de mediana edad. De entre todas las personas, el equipo identificó a 74 personas con fibrilación auricular de inicio reciente y comparó las tasas de incidencia según las estimaciones de la ingesta de sal de cada uno de los individuos. Ésto último lo hicieron a partir de la información recopilada en un diario de alimentos durante 7 días y suponiendo que los hábitos alimentarios de las personas no cambiaron durante todo el período de seguimiento.

Los resultados mostraron cómo aquellas personas que consumían niveles más altos de sal tenían una mayor incidencia de FA que aquellos que consumían niveles más bajos.

Tal y como resalta el principal autor del estudio “este estudio proporciona la primera evidencia de que la sal en la dieta puede aumentar el riesgo de FA de nueva aparición, lo que se suma a una creciente lista de peligros del consumo excesivo de sal en nuestra salud cardiovascular”.

Sin embargo, el consumo de sal también se asoció de forma independiente con el riesgo de desarrollar la enfermedad después de considerar varios factores de riesgo, como la edad, el índice de masa corporal, la presión arterial y el hábito de fumar.

De hecho, la probabilidad de sufrir FA aumenta con la edad. Por lo tanto, se pronostica que el número de personas afectadas por la enfermedad aumentará en los próximos años porque las personas viven más tiempo. “Dadas las estimaciones se sugiere reducir la ingesta de sal de la población, ya que podría tener un impacto enormemente beneficioso en la fibrilación auricular de nueva aparición y la enfermedad cardiovascular en general”, concluye el autor del estudio.

Fuente: Feasan

17-19 octubre 2019: SEC2019 El congreso de las Enfermedades Cardiovasculares en Barcelona

El Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares ha elegido como sede para 2019 la ciudad de Barcelona, que les ofrecerá una nueva oportunidad para compartir experiencias, estrechar relaciones entre colegas y actulizar la formación. 

Cardiólogos, médicos de familia y atención primaria, investigadores, internistas, epidemiólogos, MIR y enfermeros dispondrán de una amplia oferta formativa en los tres días de intenso congreso, con más de 140 sesiones y cerca de 1000 comunicaciones.

Este año el programa incluirá también tanto grandes sesiones de revisión de los últimos avances en medicina cardiovascular como numerosas sesiones prácticas y participativas, orientadas a grupos más reducidos, que mediante la presentación de casos clínicos, el uso de sistemas interactivos, concursos, simulación avanzada, etc. ofrecen una formación directamente aplicable a la práctica clínica diaria.

 

ÁREAS DE CONOCIMIENTO

El programa se agrupa en las siguientes áreas de conocimiento:

  • Arritmias – Estimulación Cardíaca
  • Cardiología Clínica
  • Cardiopatía Isquémica – Cuidados Críticos
  • Diagnóstico por la Imagen
  • Hemodinámica – Cardiología Intervencionista y Tratamiento Quirúrgico
  • Insuficiencia Cardíaca
  • Investigación, Innovación, Integración de Datos y Práctica Clínica
  • Riesgo Cardiovascular y Rehabilitación

Y además…

  • XL Congreso Nacional de la Asociación Española de Enfermería en Cardiología

¡Os esperamos en Barcelona!

Mas de 4000 personas se darán cita en el Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares de Barcelona del 17 al 19 de octubre

Una cita para la formación, pero también un punto de encuentro para hacer nuevos contactos y reunirse con viejos amigos

 

Sede del congreso

​Palau de Congressos – Fira de Barcelona
Recinto de Montjuïc
Avda. Reina María Cristina, s/n
08004 Barcelona

 

Para más información: https://web.congresosec.org/

La colaboración entre las unidades de diagnóstico por imagen y del corazón del Clínico cumple 10 años

En esa década, más de 2.000 pacientes cardiacos se han beneficiado del trabajo en conjunto de ambas especialidades.

Las unidades de diagnóstico por imagen y del corazón del Hospital Clínico Universitario llevan 10 años trabajando en colaboración. En esa década, más de 2.000 pacientes cardiacos se han beneficiado de esa actividad multidisciplinar de ambas especialidades, especialmente en lo referente a indicaciones, realizaciones e interpretaciones de las imágenes cardíacas a través de tomografía axial (TAC).

Así, se han llevado a cabo estudios de las arterias coronarias para detectar estenosis (estrecheces) que puedan comprometer la vida del enfermo y se han descubierto alrededor de un 10 por ciento de lesiones, lo que ha permitido tratar inmediatamente a los pacientes con caterismos. Además, a lo largo de estos años también se efectuado estudios para evaluar el tamaño de la válvula aórtica y determinar el procedimiento apropiado antes de colocar una prótesis percutánea (por cateterismo), lo que reduce el riesgo de complicaciones con este tipo de terapias.

Esa coordinación entre ambas unidades permite analizar radiológicamente la forma de la aurícula izquierda antes de proceder a aplicar la denominada técnica de la ablación para el tratamiento avanzado de la fibrilación auricular, que es el tipo de arritmia más frecuente. La utilización de este procedimiento mínimamente invasivo evita complicaciones y que el paciente no precise tratamiento farmacológico de por vida.

En el marco de la celebración, hace unos días del Día Internacional de la Radiología -dedicado en esta edición a la Imagen Cardíaca- el Hospital Clínico, a través de las unidades de gestión clínica de diagnóstico por imagen y del corazón, celebró una sesión conjunta a la que asistieron profesionales de todo el centro, en la que se presentaron las pruebas más avanzadas para diagnosticar la enfermedad cardiaca, unas ponencia que defendió la especialistas en radiología Nieves Alegre. La unidad del corazón estuvo representada por el cardiólogo e investigador del CIBER-CV, Manuel Navarro, que hizo un balance de las exploraciones y resultados de una década de trabajo conjunto entre las dos unidades.

La directora de la unidad de gestión clínica de diagnóstico por imagen, Mercedes Acebal, dijo que «la celebración de esta sesión conjunta para todo el hospital es muy relevante para reforzar todo el trabajo coordinado que se lleva a cabo entre los profesionales de distintas áreas».

Fuente: DiarioSur