Comparan la revascularización percutánea de lesiones coronarias graves en ramas secundarias y terapia farmacológica

Un nuevo estudio del CIBERCV liderado por el grupo de Manuel Jimenez Navarro en el Hospital Clínico Virgen de La Victoria (FIMABIS) ha comparado la revascularización percutánea de lesiones graves en ramas coronarias secundarias (RS) de arterias epicárdicas mayores frente al tratamiento conservador.

Para ello, los investigadores estudiaron 662 pacientes entre los dos principales hospitales de Málaga (Hospital Clinico Virgen de la Victoria y Hospital Reginal de Málaga) de los cuales a 420 se les realizó revascularización percutánea y a 242 se optó por tratamiento médico.

“Desconocemos el pronóstico y la actitud ante los pacientes a los que se les realiza una coronariografía tras un infarto y presentan lesiones coronarias en ramos secundarios, los riesgos y beneficios de hacer una angioplastia o continuar con tratamiento médico, pero debemos optar por alguna”, ha explicado el doctor Jiménez Navarro.

En concreto, los resultados han mostrado que el porcentaje de eventos relacionados con la rama secundaria fue bajo, sin diferencias significativas entre una y otra estrategia de tratamiento. Las variables que sugieren tratar estas lesiones para disminuir las complicaciones son la presencia de diabetes mellitus, antecedentes de infarto y una mayor longitud de la lesión.

Fuente: Europapress

Claves para cuidar tu corazón en verano

Las altas temperaturas, los cambios de rutina que traen consigo las vacaciones y los largos viajes para conocer nuevos destinos son algunos de los clásicos del verano. La salud cardiovascular puede verse afectada por algunos de ellos cuando nos olvidamos de que también en época estival debemos seguir cuidando nuestro corazón.

Por eso es buena idea mantener ciertas rutinas cardiosaludables que nos ayudarán a disfrutar de las vacaciones manteniendo en forma nuestro corazón.

Hidratación, imprescindible para tu salud cardiovascular

El agua supone alrededor del 70% de nuestra masa corporal. Cuando disminuye ese porcentaje, lo que ocurre con frecuencia en verano porque perdemos más líquido del habitual al sudar por el calor, el funcionamiento de determinados órganos puede encontrarse con obstáculos. Es lo que ocurre si llegamos a deshidratarnos, una situación en la que se puede deteriorar rápidamente la función renal, llevando incluso a la aparición de arritmias. Según los especialistas, deberíamos beber de dos a tres litros de agua diaria, incluso aunque no tengamos sed, para cubrir la demanda de hidratación del organismo asegurándonos de que nuestros órganos funcionan como deberían, incluido el corazón.

Viajes largos en avión, seguros si seguimos algunas indicaciones

Un viaje de varias horas en avión no tiene por qué suponer un problema para los pacientes cardiovasculares siempre que recuerden levantarse al menos una vez cada hora y caminar un poco, así como hacer algunos ejercicios sencillos en el propio asiento, como estirar las piernas y girar los tobillos para prevenir el síndrome de la clase turista, con riesgo de trombosis venosa y tromboembolismo pulmonar. En el avión también es muy aconsejable beber agua para estar bien hidratado dado el bajo nivel de humedad ambiental. En cuanto a las personas con alto riesgo, la recomendación de los especialistas es que utilicen medias o calcetines compresores. Los pacientes cardiópatas o con problemas respiratorios deben de advertir a la tripulación para que les preparen dietas aconsejables, además de no olvidar la medicación ni el último informe médico (a ser posible traducido al inglés).

Adherencia a la medicación

Los cambios de rutina, con horarios generalmente más flexibles, pueden traer consigo dificultades a la hora de tomar la medicación. Si madrugamos menos y realizamos las comidas y cenas en horarios distintos a los habituales, es posible que en ocasiones nos olvidemos de tomar la medicación que necesitamos en el tiempo correcto. Por eso es buena idea configurar una alarma en el teléfono móvil que recuerde la toma diaria que el médico prescribió.

Sin excesos

Al igual que en las fiestas navideñas, los excesos en las comidas o cenas para celebrar que estamos de vacaciones son bastante frecuentes. Nuestra salud cardiovascular puede acusar esos abusos, ya que si se elevan los niveles de colesterol y ganamos peso por encima de lo recomendado, estamos disparando factores de riesgo que pueden poner en peligro la salud cardiovascular. Las personas con diabetes deben tener especial cuidado en este aspecto.

Deporte en el mejor horario

El deporte es una de las mejores herramientas con las que contamos para mantener el corazón en forma, y las vacaciones, cuando se suele disponer de más tiempo libre, son una estupenda ocasión para ejercitarnos. Sin embargo, debemos procurar evitar las horas de más calor. Lo ideal es practicar deporte a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde, cuando las temperaturas son más bajas.

Fuente: Fundación Española del Corazón

Comer saludable para cuidar nuestro corazón

¿Comemos suficiente fruta, verdura, legumbres y pescado? Según los estudios científicos ENPE y ANIBES, los españoles necesitamos aumentar el consumo de estos alimentos.

Por ello, la Real Academia Nacional de Medicina de España (RANME) ha organizado una sesión científica en la que se han repasado distintos aspectos sobre el papel de la alimentación y los estilos de vida en la salud.

Bajo el título “Nutrición, dieta y estilos de vida”, expertos en nutrición han analizado diferentes temas relacionados con una dieta saludable. En este sentido, los expertos coinciden en que se debería aumentar el consumo de frutas, verduras, legumbres, pescados, leche y derivados lácteos, cuyo consumo es menor que el recomendado. Se observa un exceso en el consumo de carnes procesadas, alimentos con alto contenido en sal y/o azúcares y alimentos ultraprocesados de poco valor nutricional.

De hecho, una de las principales causas de muerte en las poblaciones más desarrolladas, está relacionada con las enfermedades metabólicas. En efecto, cuanto más se consumen alimentos vegetales (como frutas, verduras, cereales…) hay menos riesgo de padecer diabetes, enfermedades cardio-metabólicas y/o cáncer. Por el contrario, cuando la dieta está compuesta por carne, sal, azúcares, grasas saturadas y con un aporte de vitaminas y fibras insuficientes, este riesgo aumenta.

Asimismo, el exceso de peso y un estilo de vida más sedentario también se han relacionado con problemas metabólicos, por la asociación entre el exceso de peso y una peor situación nutricional. Precisamente, durante la jornada se habló de diferentes estudios que sugieren que para lograr beneficios sanitarios y controlar el peso, se debe tener en cuenta los alimentos, el momento de consumirlos, el nivel de actividad física y el estilo de vida.

Los beneficios de la dieta mediterránea

La dieta mediterránea ha sido reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como uno de los patrones alimentarios más saludables. Esto se debe a que está compuesta por frutas, verduras, frutos secos, legumbres, cereales integrales y pescados, así como por un bajo porcentaje de carne roja y productos con azúcares añadidos.

Es por ello que este modelo alimentario juega un papel protector sobre los principales factores de riesgo vascular. Por ejemplo, puede reducir el riesgo de sufrir una complicación cardiovascular en un 30%, como el infarto de miocardio, ictus o muerte por causa cardiovascular, según el estudio PREDIMED.

Fuente: Feasan

Las fumadoras tienen más riesgo de infarto de miocardio

Por muchos es sabido el efecto nocivo del tabaco para nuestra salud, más especialmente para nuestro corazón. De hecho, fumar aumenta el riesgo de sufrir un infarto de miocardio importante en todas las edades, tanto en hombres como en mujeres, aunque en las mujeres el riesgo es mayor en comparación con los hombres, especialmente si tienen más de 50 años, según un estudio publicado en el Journal of the American College of Cardiology.

La enfermedad cardíaca es la primera causa de muerte en nuestro país, tanto en hombres como en mujeres. Por ejemplo, el infarto agudo de miocardio con elevación del segmento (STEMI por sus siglas en ingles) es una de las formas de enfermedad cardíaca más perjudicial, causado por un bloqueo completo de una de las arterias coronarias principales.

¿Por qué fumar es un factor de riesgo cardiovascular?

Fumar es uno de los principales factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares. En efecto, investigadores han identificado que fumar se encuentra detrás del infarto de miocardio STEMI en casi el 50% de los casos. Sin embargo, hasta ahora ningún estudio había cuantificado ni comparado la incidencia del STEMI asociada con fumar entre los distintos géneros y diferentes grupos de edad.

Ahora, una investigación dirigida por la Sheffiel Teaching Hospitals NHS Foundation Trust en asociación con la Universidad de Sheffield, ha intentado evaluar el tabaquismo como un factor de riesgo independiente y determinar las diferencias entre diferentes grupos de edad y género.

Los investigadores, recopilaron datos de 3.343 pacientes de la región de South Yorkshire del Reino Unido que presentaron STEMI agudo durante enero de 2009 y julio de 2014. Tanto los hombres como las mujeres presentaron un porcentaje elevado de fumadores (46,8% y 47,6% respectivamente).

Los resultados mostraron que fumar aumenta el riesgo de STEMI en todos los pacientes, independientemente de la edad o el sexo; sin embargo, las mujeres presentaron un riesgo mayor en comparación con los hombres. La mayor diferencia de riesgo fue en el grupo de 50 a 64 años, pero el mayor aumento de riesgo en ambos sexos fue en el grupo de 18 a 49 años, el más joven. Las mujeres fumadoras de este grupo de edad tenían un riesgo 13 veces mayor en comparación con mujeres no fumadoras. En cambio, los fumadores jóvenes tenían solo un riesgo de 8,6 veces mayor.

Según los autores, esto se puede deber a los estrógenos en sangre que se inhiben en las mujeres fumadoras, ya que los estrógenos tienen efectos protectores contra la arterosclerosis, uno de los principales desencadenantes de las enfermedades cardiovasculares. Otro motivo también puede ser que los hombres tienen las arterias coronarias más grandes que las mujeres, lo que significa que la inflamación crónica provocada por el tabaco puede llevar a un mayor grado de estrechamiento arterial en el sexo femenino.

No obstante, es posible revertir este riesgo. ¿Cómo? La respuesta es sencilla: dejando de fumar. El estudio mostró que el abandono del hábito de fumar reduce el riesgo de STEMI dejándolo igual que alguien que nunca ha fumado.

Fuente: Feasan

Un turista de 73 años logra sobrevivir de una parada cardíaca gracias a la rápida intervención con un desfribilador

El gran número de muertes por paro cardíaco en la población ha animado a concienciar a la población y tomar medidas que permitan revertir la situación gracias a la creación de zonas o espacios cardioprotegidos

Carlo Firetto, un turista italiano, pudo salvarse tras una parada cardíaca mientras practicaba golf el día que cumplía 73 años. El suceso pudo llegar a buen puerto gracias a la intervención de dos empleados que hicieron uso de un desfribilador del que disponía las instalaciones de Mijas Golf, en la Costa del Sol.

Ambos encontraron a Carlos sin latido, pero su insistencia a la hora de realizar las descargas fue determinante y Carlo Firetto puede hoy contarlo. La rapidez de los dos empleados de seguridad y la existencia de un desfibrilador DOC (Desfibrilador Operacional Conectado) de B+SAFE en las instalaciones fue determinante a la hora de salvarle la vida.

«Estoy vivo gracias al desfibrilador y a Fernando. No sé cómo agradecer a Mijas Golf que haya contratado este servicio. Si llega a ocurrirme en cualquier otro lugar que no cuente con este dispositivo, no estaría aquí. He vuelto a nacer y me encuentro mejor que nunca», explica Carlo Frietto tras su última al campo de golf.

Por su parte, Lorenzo Pérez, director del Club se mostró satisfecho por su decisión de instalar un desfibrilador en sus instalaciones. «La felicidad por haber ayudado a salvar una vida es indescriptible. Creo que hay que extender el uso de los desfibriladores y la formación del personal en estas técnicas porque contar con los medios adecuados y actuar con rapidez son la diferencia entre la vida y la muerte en estos casos«, explica.

«Cada año son más las personas que salen con vida de un accidente cardiaco gracias a los desfibriladores», comenta Nuño Azcona, CEO de B+SAFE, compañía que instaló el desfibrilador en Mijas Golf. «Muchos establecimientos turísticos de la Costa del Sol han sido pioneros en la cardioprotección de su instalaciones, equipándolas con desfibriladores, y ya son muchas las vidas que han salvado», añade.

La cardioprotección es una tendencia emergente orientada a la protección del corazón en caso de episodios cardíacos. El gran número de muertes por paro cardíaco en la población, ha animado a gobiernos, empresas, entidades y asociaciones a concienciar a la población y tomar medidas que permitan revertir la situación gracias a la creación de zonas o espacios cardioprotegidos.

Estas zonas cuentan con, según la superficie y la afluencia de público, al menos uno o varios desfibriladores, con un adecuado servicio de mantenimiento y con personas adecuadamente formadas para poder garantizar una rápida actuación en caso de paro cardíaco repentino (para conseguir que vuelva a latir el corazón de la persona afectada), hasta la llegada de los servicios médicos de emergencia.

Para que las posibilidades de supervivencia ante un paro cardíaco repentino sean óptimas, se debe realizar de forma inmediata una resucitación cardiopulmonar (RCP) que permita mantener el flujo necesario de sangre oxigenada al cerebro hasta que se restablezca el ritmo cardíaco normal mediante la descarga eléctrica suministrada por un desfibrilador. El tiempo máximo para aplicar la desfibrilación a una persona que ha sufrido un paro cardiaco repentino es en los primeros 5 minutos.

Fuente: DiarioSur

El Hospital Clínico se suma a la campaña de prevención contra el colesterol con actividades de concienciación

El Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga capital, a través de las áreas asistenciales de Corazón y Medicina Interna, se ha sumado este miércoles a la campaña nacional ‘Lipid Day’ de prevención contra el colesterol, con diversas actividades orientadas fundamentalmente a informar en materia de concienciación y prevención a los usuarios.

El Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga capital, a través de las áreas asistenciales de Corazón y Medicina Interna, se ha sumado este miércoles a la campaña nacional ‘Lipid Day’ de prevención contra el colesterol, con diversas actividades orientadas fundamentalmente a informar en materia de concienciación y prevención a los usuarios.

El centro ha organizado una mesa informativa en la que han participado profesionales del hospital y voluntarios para medir determinaciones en sangre de los niveles de colesterol a los pacientes, familiares y acompañantes que se han interesado por la campaña.

Asimismo, han estado presentes para apoyar esta iniciativa el delegado territorial en Málaga de Salud y Familias, Carlos Bautista, y el director gerente del Hospital Virgen de la Victoria, José Antonio Medina, a quienes han acompañado también los responsables de las áreas asistenciales de Cardiología y Medicina Interna, Eloy Rueda y Pedro Valdivielso, respectivamente. También, ha estado presente la presidenta de la asociación de anticoagulados y coronarios de Málaga (APAM), María Victoria Martín Palma.

Bautista ha destacado la importancia de que “el Hospital Clínico de Málaga y otros cinco hospitales andaluces se hayan sumado a esta campaña, promovida por la Fundación Española del Corazón, para sumarse a un total de 33 hospitales españoles en los que se celebra de forma simultánea”.

“Es fundamental para una buena salud tener un mayor control del colesterol y prevenir las enfermedades cardiovasculares en la población, además de mejorar la concienciación de toda la ciudadanía a través de este tipo de eventos”, ha manifestado.

Por otro lado, el director gerente del Hospital Virgen de la Victoria, José Antonio Medina, ha agradecido la participación e implicación de las áreas asistenciales y servicios del hospital en este tipo de iniciativas “que tanto benefician desde el ámbito del conocimiento y la prevención a nuestros usuarios”.

Asimismo, el actual presidente de la Sociedad Española de Arteriosclerosis (SEA) y catedrático de Medicina de la Universidad de Málaga, Pedro Valdivielso, ha afirmado que “está fuera de duda que los niveles elevados de colesterol, junto con otros factores de riesgo, elevan la probabilidad de padecer una enfermedad cardiaca o cerebral”. “La dieta, el ejercicio físico y evitar fumar son recomendaciones generales para la población, en especial si tienen el colesterol elevado”, ha puntualizado.

Aquellos pacientes con elevado riesgo cardiovascular e hipercolesterolemia “deben ser tratados además con fármacos, siendo las estatinas los fármacos de elección. Este tratamiento en pacientes con hipercolesterolemia evita accidentes coronarios y cerebrovasculares, discapacidad y muerte prematura”, ha añadido este experto.

Además, el especialista del Servicio de Cardiología de este centro sanitario, Eloy Rueda, ha recordado que el colesterol es uno de los factores cardiovasculares causales de la arterioesclerosis responsable de enfermedades como el ictus, el infarto o la arteriopatía periférica.

“Incluso en pacientes sin síntomas se conoce una relación directa entre los niveles de colesterol y la presencia de lesiones vasculares. De ahí la importancia de estrategias de prevención para evitar la aparición y progresión de estas lesiones”, ha explicado este especialista.

Esta campaña ha contado además con la colaboración de la actual presidenta de APAM, María Victoria Martín Palma, que padece una insuficiencia mitral, por la que ha tenido que ser intervenida en dos ocasiones. Como paciente, ha explicado de primera mano a los participantes en esta iniciativa cómo es su enfermedad, cómo convive con ella y cuáles son los hábitos recomendados y principales consejos tanto para evitar un episodio cardiovascular como para mejorar la evolución de su enfermedad.

HIPERCOLESTEROLEMIA

Según datos del Estudio de Nutrición y Riesgo Cardiovascular de España (ENRICA)–estudio transversal representativo de la población española de más de 18 años– más de la mitad de la población adulta española (23 millones de personas) tiene hipercolesterolemia, es decir, cifras de colesterol total por encima de 200 mg/dl.

El estudio también indica que la hipercolesterolemia duplica el riesgo de padecer una cardiopatía isquémica (infarto o angina de pecho).

Según este mismo estudio, Galicia, Canarias, Extremadura y Región de Murcia son las comunidades con los niveles de colesterol más altos. En el lado contrario de la balanza se sitúan País Vasco, Comunidad Foral de Navarra, Comunidad de Madrid y Comunidad Valenciana, las regiones con los niveles de colesterol más bajos.

 

Fuente: Europapress

 

Los cardiólogos piden a Salud una red integral contra la insuficiencia cardiaca

Un abordaje multidisciplinar de esa patología, que va en aumento, reduciría la mortalidad y los ingresos hospitalarios.

La insuficiencia cardiaca es una patología que está asociada al envejecimiento de la población y que, por tanto, cada vez es más frecuente. Para reducir la mortalidad que provoca y el elevado número de ingresos y reingresos de los pacientes, los cardiólogos andaluces apuestan por la creación de una red multidisciplinar de atención a la insuficiencia cardiaca. El presidente de la Fundación Andaluza del Corazón y jefe de sección de cardiología del Hospital Clínico Universitario, Juan José Gómez Doblas, dijo a este periódico que ese proyecto se presentó a los anteriores responsables de la Consejería de Salud y que también se les ha informado de él a los actuales.

«Los enfermos con insuficiencia cardiaca ingresan con frecuencia en los hospitales y tienen un riesgo alto de mortalidad. Por ello, una red multidisciplinar de asistencia es necesaria con la participación de la atención primaria, los hospitales, la enfermería y los familiares de los pacientes», señaló Gómez Doblas. Según explicó, esa dolencia cardiaca crece porque la gente vive cada vez más. «Es una enfermedad limitante que suele aparecer a partir de los 65 o 70 años. El cuatro por ciento de la población española la padece. A partir de los 75 años la insuficiencia cardiaca se triplica», precisó el presidente de la Fundación Andaluza del Corazón.

Para hacer frente a su aparición es fundamental perder peso, hacer ejercicio físico y tomar la medicación que prescriba un cardiólogo. El doctor Gómez Doblas destacó que se dispone de tratamientos eficaces para disminuir la mortalidad de los pacientes. En el área del Hospital Clínico, el porcentaje de insuficiencia cardiaca supera a la media española y se encuentra a un nivel similar del promedio andaluz. Hay más casos en las zonas urbanas que en las rurales. El motivo estriba en que en las primeras la gente suele vivir sola y carece de apoyo sociofamiliar.

Andalucía sigue a la cabeza de España en enfermedades cardiovasculares.

Los síntomas más frecuentes de la insuficiencia cardiaca son: fatiga, debilidad, desmayos, tos, pulso irregular o rápido o una sensación de percibir los latidos cardiacos (palpitaciones), dificultad para respirar cuando se está activo o después de acostarse e hinchazón (edema) en las piernas, los tobillos y los pies.

Por otra parte, Andalucía sigue a a cabeza de las enfermedades cardivasculares, puso de manifiesto Gómez Doblas. Pese a que tanto la mortalidad como la morbilidad de esas patologías están descendiendo, los resultados andaluces son peores. Ese hecho está relacionado con que en Andalucía los factores de riesgo de las enfermedades cardiovasculares son mayores, entre ellos la obesidad, el sobrepeso y la diabetes.

Otro asunto que favorece que la comunidad andaluza presente un mayor volumen de enfermedades cardiovasculares tiene que ver con la existencia de un nivel socioeconómico más bajo que en otras regiones españolas. También influye la desigualdad de atención sanitaria que hay en algunas partes de Andalucía, aseguró el doctor Gómez Doblas.

Este experto indicó que un dato positivo es que se ha logrado reducir la mortalidad por infarto de miocardio gracias a la mejora de los tratamientos. No obstante, hizo hincapié en que deben potenciarse las campañas de prevención, sobre todo para combatir el tabaco.

 

Fuente: DiarioSur

El Hospital Virgen de la Victoria es líder nacional en el tratamiento no invasivo de la estenosis aórtica

El Hospital Virgen de la Victoria, a través de la sección de Hemodinámica con la que cuenta el servicio de Cardiología, es actualmente líder nacional en el tratamiento no invasivo de la estenosis aórtica.

En concreto, se trata de enfermedad que afecta sobre todos a personas mayores con incremento progresivo de la edad media en los pacientes tratados, de tal modo que el año pasado más del 29,5 por ciento fueron mayores de 75 años, y más de 16,5 por ciento mayores de 80, detectándose cada año un incremento constante de pacientes afectados.

En este sentido, este centro sanitario ha implantado unas 800 Prótesis Aórticas Transcateter (TAVIs) en aproximadamente más de una década de actividad asistencial, para dar respuesta a las necesidades asistenciales de su población de referencia en este tipo de enfermedades.

Así, la amplia experiencia acumulada por parte del equipo multidisciplinar que integra actualmente la sección de Hemodinámica de este hospital ha convertido a este área asistencial en referencia para la formación de profesionales tanto a nivel nacional como internacional para este tipo de procedimientos mínimamente invasivos.

Además, los indicadores demográficos para la próxima década indican que las personas mayores de 79 años aumentaran alrededor de un 40 por ciento en el área asistencial de referencia de este centro.

De igual modo, la técnica, que cosiste en cambiar la válvula aórtica dañada por otra nueva sin tener que realizar cirugía abierta o método convencional, se lleva a cabo a través de la introducción de un catéter con pequeñas incisiones a nivel femoral o subclavio.

Esta avanzada técnica permite solucionar la estenosis aórtica sobre todo en pacientes de alto riesgo en los que se desaconseja el empleo de cualquier otro tipo de cirugía para solucionar esta dolencia cada vez más frecuente.

Por su parte, el experto y responsable de la sección de Hemodinámica del servicio de Cardiología del Hospital Virgen de la Victoria, José María Hernández, ha explicado que “si bien en un principio, en nuestro servicio esta técnica la indicábamos para pacientes de alto riesgo, existe actualmente evidencia de que se trata de una alternativa también para pacientes de bajo riesgo, con las ventajas que tiene la realización de este tipo de procedimiento, en cuanto a la recuperación y disminución de complicaciones con respecto a cualquier otro tipo de cirugía invasiva”.

De este modo, ha añadido Hernández, “los pacientes ingresan un día antes en nuestro servicio, y reciben el alta aproximadamente a las 72 horas tras pasar por el área de recuperación postanestésica”.

Además, ha continuado, “estos procedimientos TAVIs permiten un abanico de posibilidades terapeúticas para pacientes extremadamente complejos, como es el caso de la variante llamada técnica de Implante Transcava, que consiste en entrar por la vena cava hasta la arteria aorta, llegando al corazón para el recambio de la prótesis afectada”, ha añadido Hernández.

“Acabamos de realizar con éxito el primer paciente utilizando este procedimiento emergente para la técnica TAVI, que ya se ha llevado a cabo con éxito en algunos casos a nivel nacional y andaluz”, ha agregado.

La sección de Hemodinámica del servicio de Cardiología del Hospital Virgen de la Victoria dispone actualmente de dos salas de intervenciones, además de cinco sillones en el hospital de día para la recepción y recuperación de los pacientes que son intervenidos en este área del hospital.

El equipo multidisciplinar que trabaja en esta sección cuenta con una nutrida experiencia profesional y desarrollan su actividad en turnos de mañana y tarde para los pacientes de tipo programado.

Fuentes: Europapress DiarioSur

Los alimentos ultraprocesados y el riesgo cardivoascular

Dos estudios europeos y publicados en la revista BMJ confirman una asociación entre el consumo de alimentos ultraprocesados y el riesgo de enfermedad cardiovascular y muerte.

Los alimentos ultraprocesados son formulaciones industriales elaboradas a partir de ingredientes refinados (azúcar, almidones, aceites vegetales, sal) o sintetizados (grasas trans, proteína hidrolizada, aditivos) y no contienen ningún alimento entero reconocible. Si un producto tiene más de cinco ingredientes, probablemente sea ultraprocesado. Algunos de estos productos son: refrescos azucarados, embutidos, postres lácteos azucarados o bollería industrial.

A pesar de ser muy consumidos para la sociedad, carecen de calidad nutricional. De hecho, en muchos países representan alrededor del 25-60% de la ingesta diaria, porque son productos que están listos para consumir en cualquier momento, no necesitan preparación y son extremadamente sabrosos.

Estudios previos ya habían relacionado estos alimentos con un mayor riesgo de obesidad, hipertensión o colesterol alto, todos factoresde riesgo de las enfermedades cardiovasculares. Además, también se han relacionado con algunos tipos de cáncer, aunque la evidencia firma es todavía escasa.

El primer estudio, realizado por el CIBER de Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBEROBN), analizó durante 15 años a 19.899  (12.113 mujeres y 7.786 hombres) que registraron su consumo de alimentos y bebidas a través de un cuestionario de frecuencia. Los resultados mostraron que un mayor consumo de alimentos ultraprocesados (más de 4 porciones diarias) se asocia con un 63% más de riesgo de mortalidad. Por cada ración de más, el riesgo aumenta un 18%.

Por otro lado, el segundo evaluó las posibles asociaciones entre los alimentos ultraprocesados y el riesgo de enfermedadescardiovasculares y cerebrovasculares, como el ictus o el infarto de miocardio. Analizaron a 105.159 adultos (21% hombres y 79% mujeres) con una edad media de 43 años que completaron seis cuestionarios dietéticos para medir la ingesta habitual de 3.300 alimentos diferentes. Los resultados mostraron que un aumento del 10% en la proporción de ultraprocesados en la dieta se asoció con un aumento de enfermedad cardiovascular (12%), coronaria (13%) y cerebrovascular (11%). En cambio, en los casos cuyo consumo fue mínimo, se encontró una asociación entre estos y los riesgos más bajos de desarrollar estas enfermedades.

Ambos estudios son observacionales, por lo que todavía no se puede establecer una causalidad y existe la posibilidad de que algunos de los riesgos observados puedan deberse a otros factores. Sin embargo, los dos han tenido en cuenta los factores de riesgo conocidos relacionados con el estilo de vida y los marcadores de la calidad de la dieta, y los hallazgos respaldan otras investigaciones que relacionan los alimentos ultraprocesados con la mala salud.

Fuente: FEASAN

Mitos y realidades de la Insuficiencia Cardiaca

El 50% de los pacientes con insuficiencia cardiaca no sabe que el ejercicio puede ser un tratamiento para su enfermedad.

  • Varios estudios que se presentarán en el próximo Congreso Anual de la Heart Failure Association, perteneciente a la Sociedad Europea de Cardiología, ponen de manifiesto la poca conciencia que la población y los propios pacientes tienen sobre la insuficiencia cardiaca
  • Aprovechando la reciente celebración del Día de Concienciación sobre la Insuficiencia Cardiaca, la Fundación Española del Corazón (FEC) aclara una serie de mitos y realidades en torno a la enfermedad
  • La insuficiencia cardiaca afecta en España al 2,7% de la población mayor de 45 años y al 8,8% de los mayores de 74, siendo la primera causa de hospitalización por encima de los 65 años

Poco más del 50% de los pacientes con insuficiencia cardiaca sabe que el ejercicio puede ser un tratamiento para su enfermedad y una de cada cinco personas cree que los pacientes con insuficiencia cardiaca deben evitar el ejercicio. Son algunas de las conclusiones extraídas de varios estudios que se presentarán en la próxima reunión anual de la Heart Failure Association, perteneciente a la Sociedad Europea de Cardiología, que se celebrará del 25 al 28 de mayo en Atenas. Tal y como valora el Dr. José Manuel García Pinilla, presidente de la Sección de Insuficiencia Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), estos datos “ponen de manifiesto la poca conciencia que la población y los propios pacientes tienen sobre esta enfermedad”.

Aprovechando la reciente celebración del Día de Concienciación sobre la Insuficiencia Cardiaca, la Fundación Española del Corazón (FEC) aclara una serie de mitos y realidades en torno a esta enfermedad.

1. La insuficiencia cardiaca es una enfermedad poco frecuente: MITO.

Se estima que, aproximadamente, de un 1 aun 2% de la población de los países desarrollados padece insuficiencia cardiaca, una proporción que puede aumentar en hasta ≥ de un 10% en personas mayores de 70 años1. En España, la insuficiencia cardiaca afecta al 2,7% de la población española mayor de 45 años y al 8,8% de los mayores de 742. “Sabemos que una de cada cinco personas mayores de 40 años va a sufrir insuficiencia cardiaca a lo largo de su vida”, detalla el Dr. García Pinilla, quien añade que “esta enfermedad es el motivo más frecuente de ingreso en pacientes de más de 65 años”.

2. La insuficiencia cardiaca es una consecuencia del envejecimiento: REALIDAD.

La insuficiencia cardiaca no tiene edad y afecta a personas de todas las edades. No obstante, afecta más a las personas mayores. Esto sucede “porque los pacientes con infarto ya no se mueren y porque la edad de la población es mayor. Más edad implica más exposición, y durante más tiempo, a los factores de riesgo cardiovascular que, al final, son los que determinan la aparición de insuficiencia cardiaca; fundamentalmente la hipertensión y la diabetes”.

3. El ejercicio físico está contraindicado en pacientes con insuficiencia cardiaca: MITO.

Se recomienda mantener un cierto grado de actividad física, moderado y adaptado a cada paciente. “Numerosos estudios han demostrado que los pacientes con insuficiencia cardiaca que se mantienen activos tienen un mejor pronóstico, calidad de vida y presentan una disminución de los síntomas”, aclara el experto.

4. La insuficiencia cardiaca se produce porque el corazón deja de latir: MITO.

La insuficiencia cardiaca no significa que el corazón ha dejado de latir. “Esta enfermedad se produce porque el corazón no tiene capacidad suficiente para bombear sangre o para mantener las necesidades metabólicas o de oxigenación de los tejidos”.

5. La insuficiencia cardiaca es una enfermedad terminal que no tiene tratamiento: MITO.

La insuficiencia cardiaca es una enfermedad que tiene muy mal pronóstico si no se trata. De hecho, “tiene peor pronóstico que la mayor parte de los cánceres, pero sí tiene tratamiento”, detalla el Dr. García Pinilla. Existen fármacos que son capaces de cambiar el curso natural de la enfermedad, reducir hospitalizaciones, aumentar la supervivencia y mejorar síntomas y calidad de vida.

Acerca de la SEC y de la FEC

La Sociedad Española de Cardiología (SEC) y la Fundación Española del Corazón (FEC) constituyen una organización cuyo impulso vital es velar por la salud cardiovascular de la población a través de la excelencia clínica e investigadora, así como educativa y divulgativa. Ambas entidades se han convertido en el referente en castellano de la lucha contra la enfermedad cardiovascular, primera causa de muerte en nuestro país.

La SEC cuenta con más de 4.000 socios, entre cardiólogos y profesionales relacionados con las enfermedades cardiovasculares, españoles procedentes del ámbito europeo, latinoamericano e internacional.

La SEC tiene entre sus objetivos principales contribuir a la mejora de la calidad asistencial, promover la formación e investigación cardiovascular, fomentar la prevención y salud cardiovascular, además de crear vínculos nacionales e internacionales con las sociedades homólogas, y representar a todos los profesionales interesados en el área de la cardiología.

La FEC cuenta con más de 10.000 socios, entre los que se incluyen los cardiólogos de la SEC, profesionales de enfermería en cardiología, asociaciones de pacientes, entidades privadas y socios particulares.

Fuente: Fundación Española del Corazón