27 noviembre 2018: XV Día Nacional del Paciente Anticoagulado y Coronario en Málaga

La asociación APAM (Asociación de Pacientes Anticoagulados de Málaga) organiza en el Salón de Actos de Cajamar (Alameda Principal 19, esquina c/Córdoba de Málaga el XV Día Nacional del Paciente Anticoagulado y Coronario.


El evento tendrá lugar el próximo día 27 de noviembre, a las 18:00h con la participación de Facultativos de varias especialidades, incluyendo facultativos del Área del Corazón de este hospital.

Premio al Reto en Cardiología, una mirada a la inteligencia artificial

Es el primero del proyecto ‘Innovando Juntos’, que también se centrará en otras patologías como la Diabetes, Oncología, Inmunología o Antibióticos

A las 12.00 horas comenzó en el salón de actos del Rectorado de la Universidad de Málaga el acto de entrega del premio al Reto en Cardiología del proyecto ‘Innovando Juntos’ que fue ofrecido en directo vía vídeo en streaming por andaluciainformacion.es y vivamalaga.net.

El ganador del Premio al Reto de Cardiología del proyecto ‘Innovando Juntos’ ha sido EVAS, desarrollado por la empresa CGI.

‘Innovando Juntos’ es una iniciativa llevada a cabo por la compañía biofarmacéutica MSD, las universidades de Málaga y Sevilla, los Parques Científico-Tecnológico Cartuja (Sevilla) y PTA (Málaga) y la Corporación Tecnológica de Andalucía (CTA), dirigida a empresas tecnológicas del sector salud, para la co-creación de soluciones frente a los principales retos tecnológicos de la atención sanitaria.

 El Reto en Cardiología es el primero del proyecto ‘Innovando Juntos’, encaminado a encontrar soluciones tecnológicas en esta área de la salud. Pero también se centrará en otras patologías como la Diabetes, Oncología, Inmunología o Antibióticos.

La entrega de dicho galardón se ha realizado en el Rectorado de la Universidad de Málaga y lo ha recogido Carlos Lourenço, VicePresident Global Delivery Center & Application Management Southem Europa & Brazil de la empresa CGI.

Un trabajo que es resultado de la co-creación con el grupo de investigación de la UMA y el equipo de cardiología del hospital Virgen de la Victoria.

Lourenço ha manifestado que “el objetivo que teníamos desde el primer momento es que la ayuda sea real para los equipos médicos”. Para ello considera que la solución se encuentra en “la inteligencia artificial”.

Asimismo, el vicepresidente de CGI espera que “de que aquí a un año esto no sea un prototipo, sino que esté funcionando en al menos un área de la sanidad pública andaluza y que esté dando resultados”.

EVAS, finalista ganador del premio, recibirá una ayuda financiera de 15.000 euros como reconocimiento a esta idea, subvencionada por la empresa privada MCS.

En encuentro ha contado con la presencia de Manuel Jiménez Barrios, vicepresidente de la Junta de Andalucía y Consejero de la Presidencia, Administración Local y Memoria Democrática; Juan Teodomiro López Navarrete, vicerrector de Investigación y Transferencia de la Universidad de Málaga; José Miguel Ruiz Ibáñez, director de la Región Sur del Área de Atención Primaria de MSD; y Eduardo de Teresa, Director de la Unidad de Gestión Clínica del Área del Corazón del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga.

Fuente: Andalucía Información Viva Málaga

Juan José Gómez Doblas: «Hay personas que se preocupan más de cuidar el coche que su corazón»

El jefe de sección de cardiología del Clínico y presidente de la Fundación Andaluza del Corazón aboga por que más del 75% de las consultas de cardiología sean de acto único y se les hagan a los enfermos las pruebas en el día

Cuidar el corazón es clave para evitar las enfermedades cardiacas, dice en esta entrevista el presidente de la Fundación Andaluza del Corazón y jefe de sección de cardiología del Hospital Clínico, Juan José Gómez Doblas. Hoy se celebra el Día Mundial del Corazón. Este experto considera que más del 75 por ciento de las consultas de cardiología deberían ser de acto único, lo que facilitaría que a los pacientes se les hicieran las pruebas en el día.

–¿Cómo es en líneas generales la salud cardiaca de los andaluces?

–Aunque ha habido mejoría, la salud cardiovascular en Andalucía sigue siendo de las peores del país, sobre todo en mortalidad.

–¿Y qué explicación científica tiene ese hecho?

–Hay varias explicaciones. Una de ellas es que los andaluces tenemos los peores niveles de obesidad y de diabetes. Otro factor determinante es el nivel socieconómico, que en Andalucía es menor que en otras comunidades de España. Eso guarda una relación directa con la mortalidad cardiovascular.

–¿Realmente, se está actuando de modo correcto para prevenir las dolencias del corazón?

–Depende del tipo de prevención del que hablemos. Si nos ceñimos a los pacientes es evidente que todos, de forma individual, tenemos algún factor de riesgo que no controlamos y que podríamos controlar mejor. Es un problema de convencimiento de la propia población. A nivel de los servicios sanitarios, lo que sucede es que casi toda la actividad la dedicamos a la asistencia pura y dura. Tenemos poco tiempo para la prevención de la salud, aunque en atención primaria sí se hace algo más de promoción. Se dedican muchos más recursos a lo inmediato y no tanto a prevenir, pese a que, probablemente, con el mismo coste tendríamos mucho más beneficio, pero a largo plazo.

«A partir de los 40 años se debería hacer una evaluación de nuestro riesgo cardiovascular»PREVENCIÓN

–¿A partir de qué edad hay es conveniente revisar el estado del corazón de modo preventivo?

–A partir de los 40 años se debería hacer una evaluación de nuestro riesgo cardiovascular. En función del riesgo que se tenga hay que llevar a cabo una estrategia de prevención. Por un lado, está la prevención secundaria: la que se hace después de infarto. Por otro, tenemos la prevención primaria, que es la del control de los factores de riesgo antes de un infarto o de un ictus, pero hay algo más importante y que todavía no hacemos y que es la prevención primordial.

–¿Y en qué consiste?

–Pues en evitar que la gente llegue a tener los factores de riesgo. Y eso hay que hacerlo en la infancia. Tratar a alguien que es hipertenso, obeso y diabético es un fracaso. Lo ideal es que esa persona nunca hubiese llegado a esa situación. Para lograrlo hay que abordar la prevención primordial desde la infancia.

–¿Cuáles son los principales factores de riesgo para el corazón?

–El tabaco, el colesterol alto, la diabetes, la hipertensión y el sedentarios, que va unido a la obesidad. Además, hay factores de riesgo que no podemos controlar, como los antecedentes familiares y la edad.

–¿Las dolencias cardiacas afectan más a hombres que a mujeres o lo hacen en un porcentaje similar?

–Se tiene la percepción de que las enfermedades cardiacas son cosa de los hombres cuando en realidad no es así, porque afectan también a las mujeres. De hecho, las mujeres con una enfermedad cardiaca tienen una mayor mortalidad que los hombres. Es decir, se las trata un poco peor, más tarde y con una mortalidad más elevada que el varón. Las enfermedades del corazón son más frecuentes en los hombres a edades más jóvenes y, en cambio, son más frecuentes en las mujeres a edades más tardías.

«Se tiene la percepción de que las enfermedades cardiacas son solo cosa de hombres cuando en realidad no es así»PATOLOGÍA POR SEXOS

–En líneas generales, ¿maltratamos a nuestro corazón o lo cuidamos lo que se merece?

–Creo que lo cuidamos cada vez mejor y somos conscientes de que el corazón es muy importante. Aun así, sigo pensando que todavía le hacemos muy poco caso en general. La mayoría de la gente se preocupa mucho del coche, pero no de que tiene que perder 20 kilos. Hay personas que se preocupan más de cuidar el coche que su corazón, cuando este es mucho más importante para el futuro que lo que le pueda pasar al coche.

–Dentro del contexto de la sanidad pública andaluz, ¿qué lugar ocupa el servicio de cardiología del Hospital Clínico?

–Desde la llegada de Eduardo de Teresa como jefe del servicio de cardiología, hace 25 años, empezamos a crecer hasta convertirnos en un centro nacional de referencia en varias áreas relacionadas con el corazón. Cada vez hay más enfermos y con más edad. Por eso, hay que tener mucha tecnología puntera. Vamos a seguir despacito, pero con paso seguro.

–¿Están desbordados en cuanto al aumento de la demanda de asistencia por parte de los enfermos?

–Nunca crecemos al mismo nivel que la demanda. Nos vamos adaptando como podemos. Ahora mismo contamos con muy buena respuesta en cirugía cardiaca o atención de las arritmias. Tenemos algunas demoras en las consultas, que tratamos de mejorar a través de las consultas de acto único, en las que en un día se hacen las pruebas y se le da el diagnóstico al paciente. Eso lo estamos llevando a cabo en Hospital del Guadalhorce y queremos instaurar ese sistema en el centro de especialidades San José Obrero (Barbarela). Lo que buscamos es ser más ágiles.

«El Clínico es un referente en varias áreas relacionadas con el corazón»HOSPITAL

–O sea, que van a potenciar las consultas de acto único.

–Sí, porque se solucionan los problemas de los pacientes y se acortan las demoras. No es lo mismo hacer las pruebas que sea posible en un día que tener que aguardar seis meses. Esperamos que del cien por cien de las consultas, más del 75 por ciento sean de acto único.

–¿Qué reto se ha marcado como presidente de la Fundación Andaluza del Corazón?

–Quiero trabajar mucho en la prevención primordial y hacerlo en la edad infantil, en las escuelas.

Fuente: Diario Sur

Miden en el Hospital Clínico el riesgo cardiovascular con motivo del Día Mundial del Corazón

Más de 4.500 pacientes con insuficiencia cardiaca son atendidos en ese centro hospitalario malagueño cada año.

Saber cuál es el riesgo cardiovascular de una persona es importante para aplicar medidas a tiempo en caso de que se detecte alguna dolencia cardiaca. Por ese motivo, profesionales de la unidad del corazón del Hospital Clínico Universitario, pacientes expertos y voluntarios de la Asociación de Pacientes Anticoagulados y Coronarios de Málaga (APAM) han realizado este jueves una valoración de riesgo cardiovascular a usuarios, familiares y acompañantes en el marco de las actividades que, con motivo de la celebración este sábado del Día Mundial del Corazón, el hospital ha organizado para colaborar en la concienciación social de hábitos de vida cardiosaludables.

La unidad de gestión clínica del corazón del Clínico atiende cada año las necesidades asistenciales integrales de más de 4.500 pacientes afectados de insuficiencia cardiaca (incapacidad del corazón para bombear sangre y hacer frente a las necesidades del organismo), a través de las consultas médica y de enfermería y en el hospital de día.

Dentro de las actividades preventivas organizadas, enfermeras del área del corazón han hecho mediciones de índice de masa corporal y tensión arterial a las personas que se han acercado a la mesa informativa que se ha instalado en el área de consultas y pruebas funcionales de la torre A del Clínico, además de ofrecer información sobre hábitos de vida cardiosaludables (dieta y ejercicio) y consejos prácticos para conocer y evitar en lo posible los factores de riesgo que ponen en peligro la salud del corazón. Para ello, se ha contado con voluntarios y pacientes de la Escuela de Pacientes de Insuficiencia Cardiaca del Clínico.

El jefe de sección de cardiología del Clínico y presidente de la Fundación Andaluza del Corazón, Juan José Gómez Doblas, ha destacado la importancia de este tipo de iniciativas que se llevan a cabo desde la unidad de corazón. Asimismo, ha dicho que la insuficiencia cardiaca afecta ya a más del 6,8 por ciento de la población, cifra que aumenta al 16 por ciento en personas mayores de 75 años. Gómez Doblas ha estimado en más de un millón los pacientes afectados en España con algún grado de insuficiencia cardiaca.

La responsable de cuidados de enfermería del área del corazón del Clínico, Ángela Ortega, ha explicado que con la celebración de esta actividad se pretende hacer partícipes en esta campaña de forma activa a profesionales, pacientes, usuarios y acompañantes como recordatorio de los hábitos saludables que en materia cardiovascular se deben tener presentes siempre para evitar riesgos de padecer una enfermedad cardiaca.

Por su parte, la presidenta de APAM, María Victoria Martín Palma, ha asegurado: «A través de esta actividad en el hospital, nuestra asociación apoya la campaña preventiva del Día Mundial del Corazón y expresa su compromiso social vinculado a todos los pacientes con afectación coronaria y a sus familias». APAM, que se creó hace 23 años, agrupa actualmente a más de 400 socios en toda la provincia

Fuente: Diario Sur

Estar sentado 10 minutos afecta a la circulación

Sentarse 10 minutos es suficiente para reducir la circulación sanguínea de las piernas, así lo ha concluido un estudio de The Physiological Society del Reino Unido.

Investigaciones previas ya habían demostrado que estar sentado muchas horas (por ejemplo, más de 6 horas) puede provocar una disminución en el flujo sanguíneo de las extremidades y, como consecuencia, disminuir la capacidad de las arterias para hacer que circule la sangre. Por ello, los investigadores de este estudio quisieron averiguar si realmente se necesitaba tanto tiempo para que se diera a cabo la reducción de la circulación o si, con solo 10 minutos, ya bastaba.

Mediante la técnica de ultrasonido Doppler, se midió el flujo sanguíneo y la ampliación de los vasos sanguíneos en la rodilla de 18 hombres jóvenes sanos antes y después de un período de 10 minutos sentado, o con un período de descanso mientras se estaba acostado sin o con ejercicio de piernas (llevando el pie hacia adelante y hacia atrás).

Los resultados mostraron como un período de 10 minutos sentado redujo la capacidad para incrementar el flujo sanguíneo en la parte baja de las piernas por medio de los vasos sanguíneos pequeños. Sin embargo, la capacidad de las arterias más grandes de responder incrementando la circulación no se vio afectada.

Cabe destacar que el estudio sólo se ha realizado con hombres, por lo que sus resultados no podrías extenderse a mujeres. Además, tampoco se ha demostrado con variables de edad o con personas con enfermedad cardíaca.

Fuente: Infosalus y FEASAN

La regurgitación mitral significativa empeora el pronóstico en octogenarios con estenosis aórtica

Investigadores del CIBERCV del grupo que lidera Eduardo de Teresa Galván en el Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga han demostrado en un estudio que la regurgitación mitral significativa tiene una alta prevalencia y empeora el pronóstico de pacientes octogenarios con estenosis aórtica sintomática grave, especialmente en pacientes con tratamiento conservador, independientemente de la existencia de comorbilidades.

Los resultados, publicados en European Journal of Internal Medicine, apuntan que frecuentemente hay una coexistencia de regurgitación mitral significativa (MR) y estenosis aórtica severa, haciendo más dificultoso el tratamiento en la población anciana.

Los investigadores, a través de los datos del estudio PEGASO, un registro prospectivo que incluyó cerca de 1000 pacientes de ≥80 años con estenosis aórtica sintomática grave, estudiaron que, dentro del grupo de pacientes con tratamiento conservador, aquellos con MR significativa tuvieron una mayor mortalidad al año (62,7% frente a 35%). La RM fue un predictor independiente significativo de la mortalidad general a los 12 meses de seguimiento.

Artículo de referencia

Significant mitral regurgitation worsens the prognosis and favors the decision of conservative treatment in octogenarians with severe symptomatic aortic stenosis. Gómez-Doblas JJ, López-Garrido MA, Becerra-Muñoz VM, Orellana-Figueroa HN, Carro Hevia A, García de la Villa B, Cornide L, Martínez-Sellés M; PEGASO registry group DOI: https://doi.org/10.1016/j.ejim.2018.05.018

Fuente: CIBER

29-30 noviembre 2018: Jornadas Andaluzas de Cardiopatías Congénitas del Adulto, Sevilla

Las JORNADAS ANDALUZAS DE CARDIOPATÍAS CONGÉNITAS DEL ADULTO, que se van a celebrar, en Sevilla, los días 29 y 30 de Noviembre, en el Salón de Actos del Pabellón de Gobierno del Hospital Universitario Virgen del Rocio, son una Actividad Acreditada por la Sociedad Española de Cardiología con 7.60 créditos.

En el siguiente link pueden ver el programa de las jornadas:

http://www.sacardiologia.com/docs/boletin/programa_cca_2018.pdf

Las inscripciones son gratuitas para los socios y las pueden realizar enviando un mail a:

lruiz-chena@fase20.com

Animamos a todos los socios a inscribirse en tan interesante actividad

Un saludo
Secretaría Sociedad Andaluza de Cardiología
secretariasac@sacardiologia.com
C/ Mozárabe, 1. Edificio Parque. Local 2 – 18006 – Granada
Telf. 958203511 | Fax. 958203550

Altas temperaturas y salud cardiovascular, ¿cómo se relacionan?

Cuando los termómetros comienzan a subir y el sol brilla con mucha fuerza, algunas precauciones pueden ser de mucha ayuda. No solo para aliviarnos del sofocante calor sino también porque con ellas podemos proteger nuestra salud cardiovascular. Especialmente los pacientes cardiópatas, para quienes las altas temperaturas encierran más riesgos.

En verano, el sistema circulatorio se ve afectado ya que cualquier situación donde el organismo pierda más líquidos de lo habitual, como ocurre en esta época debido al sudor, hace que disminuya el volumen de líquidos del torrente circulatorio, a lo que se suma que el calor produce una vasodilatación de todo el sistema arterial, lo que conduce a una circulación más lenta. Y estas circunstancias pueden afectar especialmente a quienes sufren patologías cardiovasculares.

Así, con mucho calor son más probables las alteraciones del mecanismo de termorregulación, que intenta, mediante el sudor y la dilatación de los vasos sanguíneos periféricos, reducir la temperatura corporal. Esto, a su vez, también puede incrementar los estados de deshidratación y disminuir de forma drástica la tensión arterialhasta producir mareos y, en casos extremos, síncopes o golpes de calor. Muestra de ello es que las principales causas de mortalidad durante las olas de calor se relacionan con las enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, además de respiratorias. El calor produce deshidratación, y ésta a su vez hemoconcentración, lo que favorece los accidentes tromboembólicos.

Hidratarse como prevención

Una de las claves para evitar que el calor nos afecte es hidratarse bien, incluso aunque no se tenga sed. Debemos hacerlo varias veces al día. En caso contrario podemos sufrir una sensación de cansancio, leves mareos, cifras bajas de presión arterial o taquicardia, seguido de contracturas musculares o calambres, que son los síntomas de la deshidratación. Cuando esta llega al extremo pueden llegar a aparecer convulsiones o pérdida total del conocimiento. Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas, la primera recomendación de los especialistas es hidratarse. Y si nos encontramos con adultos mayores o niños, para los que suele pasar más desapercibida la sensación de sed, es buena idea recordarles que deben beber agua con frecuencia.

Otras recomendaciones que nos mantendrán a salvo de los riesgos de las altas temperaturas son evitar la exposición solar durante las horas centrales del día (entre las 12 del mediodía y las 4 de la tarde), usar ropa adecuada al clima y al nivel de actividad que se vaya a realizar, llevar gorro -la mayor parte del calor corporal se pierde por la cabeza- y evitar el consumo de alcohol, ya que altera la regulación de la temperatura corporal.

Si además llevamos una dieta sana y equilibrada en la que controlemos la sal, las grasas y los azúcares, estaremos protegiéndonos correctamente de los riesgos asociados a las altas temperaturas. También es importante que, en caso de que tomemos diuréticos, pidamos a nuestro médico que nos ajuste la toma para que no se elimine en exceso el agua corporal en momentos de calor y humedad.

En cuanto al ejercicio, el corazón de las personas con insuficiencia cardiaca tiene menor capacidad de reserva para eliminar el calor del cuerpo y puede sobrecargarse con más facilidad, por lo que evitarán riesgos innecesarios si dejan de hacer deporte en condiciones de mucho calor y humedad. Lo que se recomienda es que hagan el ejercicio que su médico haya pautado a primera hora o a última de la noche, cuando hayan bajado las temperaturas.

Fuente: Fundación Española del Corazón (FEC)

El abuso del alcohol en verano, causante del síndrome del corazón en vacaciones

La Fundación Española del Corazón (FEC) avisa de que el verano suele venir acompañado de un aumento en el consumo del alcohol, especialmente entre los más jóvenes. La ingesta excesiva y brusca de bebidas alcohólicas puede provocar una aceleración del ritmo cardiaco, lo que se conoce como el síndrome del corazón en vacaciones.

El síndrome del corazón en vacaciones se diagnosticó por primera vez en el año 1978 y está relacionado con el consumo excesivo de alcohol en un día determinado. Se observó en primer lugar en fiestas como Navidad o Año Nuevo y ahora también se ha diagnosticado en periodos largos de vacaciones, como el verano. “Son diversos trabajos, como ‘The Holidays as a Risk Factor for Death’ realizado por la Universidad de Duke (Estados Unidos), los que han demostrado que el Día de Navidad es el que registra más muertes por fallo cardiaco de todo el año, seguido del 26 de diciembre y del 1 de enero“, explica el Dr. Miguel Ángel García-Fernández, secretario general de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y miembro de la FEC.

El síndrome del corazón en vacaciones es una arritmia supraventricular que se da generalmente en las aurículas y suele producirse en personas sanas, jóvenes y sin historia previa de arritmias.

Aunque el desarrollo de esta arritmia todavía no está del todo definido, sabemos que el alcohol actúa como un tóxico en nuestro corazón. Así, la ingesta de altas cantidades de esta sustancia y en un periodo corto de tiempo (una fiesta, por ejemplo) libera adrenalina y noradrenalina, dos hormonas que provocan una aceleración del ritmo cardiaco“, explica el doctor.

En general, la manifestación del síndrome del corazón en vacaciones suele estar acompañada por palpitaciones, falta de aire, dolor torácico o mareo. Aun así, en la mayoría de los casos estos síntomas remiten sin necesidad de tratamiento una vez que el cuerpo ha metabolizado todo el alcohol consumido.

Aún así, en algunos casos la arritmia puede derivar en fibrilación auricular o ser indicativo de algún evento cardiovascular grave como un infarto, por lo que desde la Fundación Española del Corazón recomendamos que se pida atención médica cuando notemos estos síntomas“, avisa el Dr. García-Fernández.

Para disfrutar de las vacaciones con una buena salud cardiovascular, la FEC recomienda:

- Evitar el consumo brusco y excesivo de alcohol

- No fumar

- Evitar el consumo de alimentos grasos y las comidas copiosas

- Practicar deporte de forma progresiva y sin grandes esfuerzos si no hemos habituado al cuerpo el resto del año

- Realizar actividad física en las horas más frescas del día y manteniendo una hidratación adecuada

- Seguir correctamente la medicación en el caso de aquellas personas que se encuentren bajo tratamiento

Fuente: Fundación Española del Corazón (FEC)

El cuidado del corazón tras un infarto

Después de pasar por un infarto, la reacción más frecuente es inquietarse pensando en el futuro y en si podremos disfrutar de él. Sin embargo, la expectativa de vida si se consiguen controlar los factores de riesgo cardiovascular es muy alta. Tan solo hay que ser consciente de que tendremos que cambiar nuestros hábitos de vida y ponernos manos a la obra para cuidar la salud cardiovascular.

Por eso, además de tomar la medicación que el cardiólogo haya prescrito, debemos evitar rutinas que perjudican al corazón, como la alimentación desequilibrada, el sedentarismo, fumar o el consumo de alcohol, ya que son responsables de varios de los factores de riesgo cardiovascular de más peso, como la hipertensión arterial, la diabetes, la obesidad o altos niveles de colesterol. De ahí que tengamos que poner especial atención en los siguientes aspectos:

- Dieta saludable. Lo que comemos influye directamente en nuestra salud cardiovascular. Por eso es fundamental seguir una alimentación sana y equilibrada en la que evitemos las grasas saturadas y trans así como la sal y el azúcar. La dieta mediterránea es una de las mejores opciones para combatir los factores de riesgo, por lo que es buena idea seguirla: las frutas, verduras y hortalizas, así como el pescado, los cereales integrales y las legumbres, figuran entre los productos que deberíamos consumir con más frecuencia, combinados con algunas porciones de carne magra a la plancha y aceite de oliva.

- Ejercicio. Aunque muchos pacientes tienen dudas acerca de si podrán realizar deporte o no después de pasar por un infarto, lo cierto es que el ejercicio está entre las principales recomendaciones de los cardiólogos. Eso sí: es importante evitar los deportes más competitivos y no sobrepasar nuestros niveles máximos de frecuencia cardiaca, además de consultar previamente con el especialista para saber si estamos en condiciones, lo que supone que ya tenemos una fuerza de bombeo normal y no hay arterias coronarias obstruidas. La recomendación más habitual es comenzar con media hora de ejercicio físico moderado diario y a partir de ahí, ir aumentando lo que podamos.

- Fuera estrés. No es fácil de controlar, pero en lo posible debemos evitar la ansiedad y el estrés porque influyen de forma negativa en la enfermedad cardiovascular. Aunque no ha sido hasta 2012 cuando el estrés ha aparecido como factor de riesgo cardiaco en la Guía Europea de prevención cardiovascular, desde la práctica médica se recomienda desde hace años prestar atención a este proceso que, si se instala de forma habitual en nuestra vida cotidiana, puede acabar afectando a nuestra salud. Procurar replantearse el día a día para tomarse la vida con más calma tendrá efectos positivos en nuestro corazón.

- Alejarse del tabaco y el alcohol. El alcohol, al menos en grandes cantidades o de alta graduación, está desaconsejado, al igual que el tabaco, ya que ambos tienen su repercusión en la salud cardiovascular, incrementando algunos de los factores de riesgo cardiaco Por eso se recomienda abandonar el tabaco en caso de que se sea fumador y evitar las bebidas alcohólicas.

Fuente: Fundación Española del Corazón