Pasar muchas horas sentado en el trabajo aumenta el riesgo cardiovascular

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera la inactividad física o sedentarismo el cuarto factor de riesgo cardiovascular más prevalente, ya que es el causante del 6% de las muertes a nivel mundial. A raíz de un reciente estudio publicado en la Revista Española de Cardiología, los expertos sugieren ampliar el concepto de sedentarismo para que también contemple cuántas horas pasamos sentados. Sin tener en cuenta si se siguen hábitos saludables como realizar actividad física o seguir una dieta sana, pasar muchas horas sentado en el trabajo –en concreto más de 6 horas y media al día– aumenta el riesgo cardiovascular.

El Aragon Workers Health Study analizó el estado de salud de 861 trabajadores de la plantilla de la fábrica de General Motors en Figueruelas (Zaragoza). Se establecieron tres grupos de trabajadores según el número de horas que pasaban sentados en el trabajo. Los resultados mostraron que el grupo de los más sedentarios presentaban un perímetro de cintura mayor y un índice de masa corporal más elevado respecto a los otros dos grupos. A pesar que aún no se ha podido verificar, se cree que la influencia de la posición sedente prolongada por una falta de contracción muscular provoca una disfunción de la regulación de la lipoproteinlipasa que puede favorecer el desarrollo de arterioesclerosis, lo que a su vez es causa de problemas cardiovasculares.

Aún queda campo por investigar puesto que cabría determinar con exactitud qué tipo de conductas sedentarias afectan más, a partir de cuánto tiempo se determina que aumenta el riesgo, y cómo la instauración de tiempos de actividad entre sedestación prolongadas puede disminuir el riesgo cardiovascular. Por el momento, la Sociedad Española de Cardiología (SEC) recomienda a las personas que deban pasar muchas horas seguidas sentadas en el trabajo, que es necesario levantarse unos minutos cada dos horas para permitir la correcta circulación de la sangre y realizar estiramientos. Además, hay que seguir unos hábitos cardiosaludables como practicar actividad física de forma regular, seguir una dieta equilibrada, no abusar del alcohol y no fumar.

Fuentes: Infosalus, Diario Médico, SEC y JANO.
Referencia: Montserrat León-Latre, Belén Moreno-Franco, Eva M. Andrés-Esteban, Marta Ledesma, Martín Laclaustrd, Víctor Alcalde, José L. Peñalvo, José M. Ordovás, José A. Casasnovas. Sedentarismo y su relación con el perfil de riesgo cardiovascular, la resistencia a la insulina y la inflamación. Revista Española de Cardiología (REC). 2014; 67:449-55 – Vol. 67 Núm.06; doi: 10.1016/j.recesp.2013.10.017

  1. Aún no hay comentarios.

  1. Aún no hay enlaces.