Claves para medir (bien) la presión arterial y combatir la ‘muerte silenciosa’

Ya sea por el consumo excesivo de alimentos altos en grasas, azúcares y alcohol o bien por el estrés sometido en cuanto a la organización de los preparativos navideños, en estas fechas nos permitimos demasiados caprichos que pueden tener consecuencias graves para la salud.

En esta época es muy importante no bajar la guardia y controlar nuestra presión arterial ya que según el Instituto Nacional de Estadística, la enfermedad cardiovascular es responsable del 30,5 por ciento por ciento de las muertes en España.

Cada vez más jóvenes sufren hipertensión por la mala alimentación, el tabaco, el sedentarismo …

Cada vez más jóvenes sufren hipertensión por la mala alimentación, el tabaco, el sedentarismo …

Asimismo, la Fundación Española del Corazón  advierte de que la tensión arterial es uno de los principales factores de riesgo que causan esta enfermedad.

[Relacionado: El ejercicio físico desminuye la presión arterial nocturna]

Según la OMS, las complicaciones de la hipertensión causan aproximadamente 9,4 millones de muertes al año en todo el mundo.

¿Qué la provoca?

La hipertensión se genera debido a la acumulación de grasa en los vasos sanguíneos y otras causas muy diversas como:

• Hábitos alimenticios inadecuados y desordenados.
• Consumo excesivo de grasas saturadas (embutidos, fritos, carnes, etcétera).
• Bajo consumo de vegetales y frutas frescas.
• Sedentarismo, falta de actividad física.
• Situaciones constantes de estrés y angustia.
• Consumo excesivo de sal, azúcar refinada y productos refinados.
• Tabaquismo, alcoholismo.
• Padecimientos del riñón y diabetes.

En España afecta al 40 por ciento de la población adulta. Conocida como la “muerte silenciosa” ya que es una enfermedad que no presenta sintomatologías aparentes, lo que hace que la persona se despreocupe y no se controle convirtiéndose así, en una de las principales causas de episodios cerebro-vasculares.

Reglas básicas para medir la tensión arterial facilitadas:

  1. Medir siempre a la misma hora para poder comparar valores de días distintos.
  2. No consumir nicotina ni café en la hora anterior a la medición.
  3. En una posición relajada (preferiblemente sentado y sin cruzar las piernas), efectuar la medición tras un reposo de 2 a 3 minutos.
  4. No medir si la persona tiene ganas de orinar ya que puede incrementar la presión arterial.
  5. Antes de realizar la medición, leer atentamente las instrucciones de empleo. El manejo correcto de los tensiómetros asegura la calidad de la medición y ofrece resultados de medición precisos.[Relacionado: El colesterol y la presión arterial, culpables (en parte) de Ictus]
  6. Cuando se use un tensiómetro de muñeca, manténgala muñeca al nivel del corazón durante la medición. En el caso de un tensiómetro de brazo,  el manguito está colocado automáticamente en el brazo a la altura correcta.
  7. Durante la medición no hablar ni moverse. El hablar puede incrementar los valores en unos 6-7 mmHg.
  8. Esperar al menos 1 minuto entre mediciones consecutivas.
  9. Anotar los valores en el diario de la presión arterial junto con la medicación tomada, la fecha y hora.
  10. Medir periódicamente. Incluso aunque sus valores hayan mejorado, continúe tomándose la presión como medida de control.

Fuente: Salud y Bienestar

  1. Aún no hay comentarios.

  1. Aún no hay enlaces.