Consumo de fruta fresca y menor riesgo de ataque al corazón e ictus

La fruta fresca es uno de los componentes básicos de cualquier dieta saludable por su contenido en potasio, fibra o antioxidantes – entre otras sustancias beneficiosas para el sistema cardiovascular- además de ser baja en sodio y calorías.

Ahora, una investigación publicada en la revista ‘The New England Journal of Medicine’ ha concluido que consumir 11 gramos de fruta al día se asocia a una reducción de hasta un 33% de riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular, especialmente por infarto de miocardio o por un ictus.

La investigación se llevó a cabo en China a partir de una muestra de medio millón de adultos de 10 áreas urbanas y rurales, sanos y que no recibían tratamiento antihipertensivo. A estos adultos se les hizo un seguimiento a partir de registros de mortalidad y de datos hospitalarios. Indiferentemente del sexo de los individuos y de su lugar de residencia, los resultados mostraron los beneficios y efectos protectores antes descritos del consumo regular de fruta, fundamentalmente manzanas y naranjas.

No obstante, hay que tener en cuenta que, según Liming Li de la Academia de Ciencias Médicas de China en Pekín y coautor del estudio, la muerte prematura en China tiene entre sus causas principales el bajo consumo de fruta mientras que su consumo es más habitual en occidente. Este hecho sumado a que la fruta consumida en el país asiático es fresca y en occidente mayoritariamente no lo es, podría hacer que los resultados fuesen ligeramente inferiores, aunque los beneficios del consumo seguirían siendo notables en la reducción del riesgo de mortalidad.

Fuente: FEASAN

  1. Aún no hay comentarios.

  1. Aún no hay enlaces.