¿Es el café beneficioso para las arritmias?

Las arritmias hacen que el corazón lata demasiado rápido, lento o irregular. La más común es la fibrilación auricular (FA). Afecta al ritmo del corazón provocando una desincronización del latido, es decir, haciendo que el tiempo entre latido y latido sea desigual.

Aunque siempre se ha pensado que las bebidas con cafeína, como el café o el té, eran perjudiciales para los pacientes con arritmias, un nuevo estudio desarrollado por investigadores australianos demuestra que la ingesta de la cafeína es segura e, incluso, puede reducir la frecuencia de las arritmias.

Tal y como resalta el autor principal del estudio, “en numerosos estudios basados en la población, los pacientes que consumen regularmente niveles moderados de café y té poseen un riesgo menor de por vida de desarrollar problemas con el ritmo cardiaco y, posiblemente, mejorar la supervivencia”. Por ello, la investigación se basó en el análisis de estudios previos para conocer la asociación entre la ingesta de cafeína y sus efectos sobre las arritmias, más concretamente sobre la FA. Los resultados mostraron que aquellas personas que tomaron cafeína (228.465) vieron disminuida hasta un 6% la incidencia de la FA. Adicionalmente, se analizó a 115.993 pacientes de FA y consumidores de café y se observó que su riesgo quedó reducido hasta un 13%.

¿Cuál es el motivo?

Una sola taza de café contiene unos 95 miligramos de cafeína y actúa como estimulante del sistema nervioso central. Esta cafeína tiene la propiedad de bloquear los efectos de la adenosina, un químico que facilita el desarrollo de FA. Para que el efecto de la cafeína sea beneficioso, no debería superarse la ingesta de más de 300mg al día (lo que equivale a unas 3 tazas de café).

No obstante, los investigadores recalcan la importancia de aconsejar a los pacientes con altos episodios de FA que se abstengan de tomar café. Destacan también la importancia de evitar el consumo de las bebidas energéticas, ya que su concentración en cafeína es mucho más elevada y puede aumentar el riesgo de palpitaciones.

Fuente: FEASAN

  1. Aún no hay comentarios.

  1. Aún no hay enlaces.