Prevenir para no tener que curar: los indispensables de un corazón sano

Disfrutar de un corazón sano es un regalo que todo nuestro organismo agradecerá: se trata del motor del cuerpo, el encargado de que la sangre y las sustancias que esta transporta circulen por venas y arterias correctamente. Y está en nuestra mano cuidar de él, ya que la mayoría de los factores de riesgo cardiovascular se pueden mantener a raya si seguimos las indicaciones médicas adecuadas.

Según los especialistas, entre el 80 y el 90% de los infartos se asocian a factores de riesgo clásicos modificables, lo que significa que la mayoría de los infartos se podrían prevenir. Gracias a esa prevención, nuestro corazón se mantendrá fuerte y saludable durante muchas décadas. Tan solo hay que seguir estos consejos:

- Adiós al tabaco. Eliminando el hábito tabáquico reduciremos las probabilidades de que la enfermedad cardiaca aparezca. La evidencia científica dice que el consumo de cigarrillos es la segunda causa de enfermedades cardiovasculares, solo por detrás de la hipertensión arterial, entre otras razones porque acelera la ateroesclerosis, que es la enfermedad de las arterias.

- Rutina deportiva. Se calcula que el 30% de las cardiopatías isquémicas (infarto y angina de pecho) se deben principalmente al sedentarismo. Para combatirlo tan solo tenemos que introducir en nuestra rutina diaria el ejercicio, destinando un tiempo semanal al deporte. En cuanto a la disciplina deportiva a escoger, los deportes aeróbicos, que son aquellos con un componente importante de resistencia, son los ideales porque entrenan el aparato cardiovascular.

- Combatir la obesidad. Además de ser por si misma un factor de riesgo cardiovascular, la obesidad está relacionada con otros factores de riesgo y enfermedades como la diabetes y la hipertensión arterial. Por eso una herramienta de prevención contra la enfermedad cardiaca es mantenernos en el peso que nos corresponda. Para saber cuál es podemos usar la calculadora de Índice de Masa Corporal (IMC) El resultado ideal se encuentra entre 20 y 25. Si la cifra resultante está por encima de 30 se considera obesidad, y si se sitúa entre 25 y 29, sobrepeso.

- Controlar los niveles de colesterol. Los estudios afirman que la hipercolesterolemia podría ser causa del 22% de todos los eventos coronarios y del 40% de los infartos cerebrales. De ahí la importancia de vigilar sus niveles. Para lograr que esos niveles sean los que el colectivo médico considera adecuados, además de hacer actividad física debemos seguir una alimentación rica en verduras, hortalizas, fruta, legumbres y pescado.

- Vigilar la presión arterial. Cuando los valores de nuestra presión arterial son más elevados de lo que deberían – más de 13,5/85 mm/Hg-, nuestra salud cardiovascular puede verse afectada. La hipertensión es una de las principales causas de insuficiencia cardiaca y renal, puede producir angina de pecho y además propicia la ateroesclerosis, pudiendo provocar trombos que lleguen a causar infarto de miocardio o cerebral. Incluso puede reblandecer las paredes de la aorta y provocar un aneurisma. Por eso hay que controlarla en caso de que la padezcamos introduciendo en nuestro día a día hábitos cardiosaludables como alimentación equilibrada y ejercicio.

- La diabetes, a raya. La diabetes es otro de los principales factores de riesgo cardiovascular. Por eso debemos intentar prevenirla o, en caso de que ya se padezca, mantenerla vigilada para evitar complicaciones, para lo que es muy importante que se mantengan hábitos como evitar el sedentarismo, mantenerse en el peso ideal y seguir la recomendación médica si nos han prescrito fármacos.

Fuente: Fundación Española del Corazón 

El tabaco rompe corazones

Como cada año, el 31 de mayo se celebró el Día Mundial Sin Tabaco. Esta vez, la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha centrado su foco en el tabaco y las enfermedades cardiovasculares. ¿Sabías que es uno de los factores más influyentes para desarrollar una enfermedad cardiovascular?

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo, y el consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno contribuyen a cerca del 12% de las defunciones por cardiopatías.

A pesar de que ya se saben los daños del tabaco para nuestro organismo, sigue siendo una tarea pendiente tomar conciencia de los peligros de su consumo. Muchos saben de su peligro, pero desconocen la estrecha relación entre su consumo y el incremento del riesgo de cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular y vasculopatía periférica. De hecho, el consumo de tabaco supone la segunda causa de enfermedades cardiovasculares, después de la hipertensión.

Por todo eso, la OMS se ha fijado el objetivo de aumentar la concienciación de la población sobre las consecuencias del tabaco, no solo para los fumadores, sino también para los fumadores pasivos o ajenos, que a su vez se ven afectados por la inhalación de humo.

Existen técnicas para dejar de fumar y que ayudan a superar la adicción. Te recomendamos que consultes a tu médico para que te de consejos sobre cómo dejar de fumar.

El tabaco rompe corazones. Elija salud, no tabaco.

Fuente: Organización Mundial de la Salud y FEASAN

Informe Actividades Día Mundial de la Insuficiencia Cardiaca 2018 España

Desde la Sociedad Española del Cardiología y Fundación Española del Corazón han publicado un informe de las actividades llevadas a cabo con motivo del Día Mundial de la Insuficiencia Cardiaca 2018 en toda España.

El informe adjunto, incluye las actividades organizadas por nuestro hospital en la ciudad de Málaga.

Results-report-HF-Awareness-Day-2018 (1)

Un estudio ve relación entre las bacterias intestinales y el infarto y la angina de pecho

Dos investigadores del Clínico publican un trabajo sobre cómo afecta la microbiota intestinal en el desarrollo de la diabetes tipo 2 en pacientes cardiacos

Un estudio llevado a cabo por dos investigadores malagueños del Hospital Clínico hace referencia a la relación existente entre las bacterias intestinales (microbiota intestinal) y la enfermedad arterial coronaria (infarto de miocardio y angina de pecho). Ese trabajo también incide en la vinculación de las bacterias intestinales en el desarrollo de la diabetes tipo 2. La investigación la han llevado a cabo el cardiólogo Manuel Jiménez y la bióloga molecular María Isabel Queipo. En el estudio ha colaborado la enfermera Mercedes Millán. Los tres son profesionales del Hospital Clínico Universitario.

Los resultados del trabajo han sido publicados en la prestigiosa revista ‘Frontiers in Microbiology’. Ambos investigadores del Clínico pertenecen a los Grupos de Investigación Biomédica en Red de Obesidad y Nutrición (CIBEROBN) y de Enfermedades Cardiovasculares (CIBERCV). El estudio se ha realizado con 30 pacientes con enfermedad coronaria, de los que 15 sufren diabetes tipo 2 y los otros 15 no tienen ese trastorno metabólico.

El cardiólogo Manuel Jiménez explicó ayer a este periódico que entre el 70 y el 80 por ciento de las personas con diabetes mueren por un problema coronario o una enfermedad cardiovascular. «Si se logra modificar las bacterias intestinales malas que tienen los pacientes diabéticos puede que se logre reducir enfermedades coronarias como el infarto y la angina de pecho», puso de manifiesto este especialista en cardiología, que pertenece al grupo de CIBERCV del jefe del servicio de cardiología del Hospital Clínico y catedrático de cardiología de la Universidad de Málaga (UMA), Eduardo de Teresa.

Según dijo Manuel Jiménez, el déficit de insulina que padecen las personas con diabetes provoca que crezcan más las bacterias intestinales malas que las beneficiosas. Ese hecho trae consigo una mayor inflamación en las zonas del cuerpo donde hay arterias.

Para contrarrestar ese aspecto negativo, los investigadores apuestan por dar a los enfermos tanto probióticos (productos con bacterias vivas) como prebióticos (sustancias con polifenoles que abundan en la dieta mediterránea). El objetivo es alcanzar una modificación de la microbiota intestinal y que predominen las bacterias buenas, con lo que los pacientes sufrirían menos inflamación y sistémica inmune y disminuirían los infartos y las anginas de pecho.

La bióloga molecular María Isabel Queipo, en declaraciones realizadas a SUR, señaló que la presencia de diabetes tipo 2 unida a alteraciones coronarias favorece que el paciente sufra una inflamación de su sistema inmune. Esta investigadora añadió que los resultados del estudio sugieren que la presencia de diabetes tipo 2 está relacionada con una regulación alterada del sistema inmune en pacientes con enfermedad arterial coronaria, mediante la composición y funcionalidad de la microbiota intestinal y la producción y efectos de sus moléculas derivadas. Para el cardiólogo Manuel Jiménez, gracias a este estudio de la microbiota intestinal, se cuenta con un nuevo objetivo terapéutico para el tratamientoy la prevención de enfermedades cardiometabólicas complejas a través de la regulación del sistema inmune.

Los investigadores precisaron que la composición de la microbiota intestinal es un factor que vincula el metabolismo de la persona con el desarrollo de enfermedades cardiovasculares e inmunidad intestinal. El estudio ha evidenciado que la diversidad y la composición de las bacterias intestinales  eran diferentes entre los enfermos con y sin diabetes. Así, los que desarrollaron la enfermedad contaban con menos bacterias beneficiosas y mayor presencia de patógenos oportunistas.

Fuente: Diario Sur

08-11 mayo 2018: Actividades por el Día Mundial de la Insuficiencia Cardiaca, Hospital Clínico y Puerto de Málaga

08 mayo 2018 Hospital Universitario Virgen de la Victoria, MálagaLes facilito los enlaces a todas las imágenes de las actividades llevadas a cabo por este hospital, con motivo del Día Mundial de la Insuficiencia Cardiaca. Muchas gracias a los ponentes y organizadores por tan formativos, saludables y culinarios eventos.  
Enfermeras del Área del Corazón junto a nuestros Pacientes Expertos realizaron mediciones del Riesgo Cardiovascular y proporcionaron información sobre estilos de vida Cardiosaludables.

Especialistas en Nutrición informaron de vida saludable y hubo degustación de alternativas culinarias y mucho más:

 

con la participación de los  Dres. Carlos de Teresa y José M García Pinilla (charla muy amena con gran afluencia de público)
11 mayo 2018: Dos actividades
​Con la participación de gran parte del equipo del Área del Corazón de nuestro hospital​ y la Asociación Pacientes Anticoagulados de Málaga (APAM).
 Programa completo:

 

Los frutos secos y sus ventajas en nuestro corazón

Los frutos secos son una rica fuente de grasas saludables, minerales y antioxidantes que pueden ayudar a reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Estudios previos ya han sugerido los beneficios de los frutos secos en nuestro organismo, vinculándolos a un menor riesgo de enfermedad cardíaca o accidente cardiovascular, pero sin especificar en qué aspectos particulares se podía relacionar su consumo.

Por eso se realizó un nuevo estudio observacional que permitiera encontrar respuesta a estas dudas. Para conseguirlo se analizaron los datos del Cuestionario sobre la Frecuencia de Alimentos e información sobre el estilo de vida de más de 61.000 suecos de entre 45 a 83 años de edad. Durante 17 años o hasta la muerte de estos sujetos, los investigadores analizaron su salud cardiovascular.

Cuantos más frutos secos consumían, menor era el riesgo de fibrilación auricular: el consumo de una a dos veces al mes, se vinculó con un 3% menos de riesgo y, si se consumía entre una o 2 veces por semana, el riesgo llegaba a disminuir hasta un 12%. En cambio, si el consumo se hacía tres veces o más a la semana, la reducción del riesgo llegaba hasta el 18%.

En lo que se refiere a la insuficiencia cardiaca, el consumo de frutos secos se asoció hasta un 20% menos de riesgo. No obstante, comer frutos secos de forma regular no llegó a vincular con otros tipos de enfermedades cerebrovasculares como, por ejemplo, el ictus.

Tal y como declaran los investigadores, “el consumo de frutos secos o los factores asociados con este comportamiento nutricional puede jugar un papel en la reducción del riesgo de fibrilación auricular y, posiblemente, de insuficiencia cardiaca”.

Fuente: FEASAN

¿Es el café beneficioso para las arritmias?

Las arritmias hacen que el corazón lata demasiado rápido, lento o irregular. La más común es la fibrilación auricular (FA). Afecta al ritmo del corazón provocando una desincronización del latido, es decir, haciendo que el tiempo entre latido y latido sea desigual.

Aunque siempre se ha pensado que las bebidas con cafeína, como el café o el té, eran perjudiciales para los pacientes con arritmias, un nuevo estudio desarrollado por investigadores australianos demuestra que la ingesta de la cafeína es segura e, incluso, puede reducir la frecuencia de las arritmias.

Tal y como resalta el autor principal del estudio, “en numerosos estudios basados en la población, los pacientes que consumen regularmente niveles moderados de café y té poseen un riesgo menor de por vida de desarrollar problemas con el ritmo cardiaco y, posiblemente, mejorar la supervivencia”. Por ello, la investigación se basó en el análisis de estudios previos para conocer la asociación entre la ingesta de cafeína y sus efectos sobre las arritmias, más concretamente sobre la FA. Los resultados mostraron que aquellas personas que tomaron cafeína (228.465) vieron disminuida hasta un 6% la incidencia de la FA. Adicionalmente, se analizó a 115.993 pacientes de FA y consumidores de café y se observó que su riesgo quedó reducido hasta un 13%.

¿Cuál es el motivo?

Una sola taza de café contiene unos 95 miligramos de cafeína y actúa como estimulante del sistema nervioso central. Esta cafeína tiene la propiedad de bloquear los efectos de la adenosina, un químico que facilita el desarrollo de FA. Para que el efecto de la cafeína sea beneficioso, no debería superarse la ingesta de más de 300mg al día (lo que equivale a unas 3 tazas de café).

No obstante, los investigadores recalcan la importancia de aconsejar a los pacientes con altos episodios de FA que se abstengan de tomar café. Destacan también la importancia de evitar el consumo de las bebidas energéticas, ya que su concentración en cafeína es mucho más elevada y puede aumentar el riesgo de palpitaciones.

Fuente: FEASAN

Depresión y fibrilación auricular, ¿están relacionadas?

Una investigación americana ha hallado una relación entre la depresión y el aumento del riesgo de fibrilación auricular (FA), la arritmia más común.
A partir del análisis de la muestra obtenida en el Estudio Nacional Multiétnico de Aterosclerosis (MESA en inglés), se analizaron a los 6.600 sujetos que participaron. Los participantes pertenecían a distintos grupos étnicos, tenían una edad media de 62 años y no presentaban una enfermedad cardíaca cuando se inició el estudio. Se observaron los datos de la muestra con el objetivo de conocer si existía relación entre la depresión y el riesgo de FA.

Para conseguirlo se estudió qué riesgo había en los sujetos que obtuvieron puntuaciones más altas en una prueba de detección clínica de la depresión y aquellos que tomaban algún tipo de tratamiento antidepresivo. Los resultados mostraron que éstos presentaban aproximadamente un 30% más de riesgo de desarrollar FA que las personas que presentaron puntuaciones normales y no estaban sometidos a ningún tratamiento antidepresivo.

Esta investigación abre nuevas vías para el abordaje de la FA. De hecho, los investigadores recalcan que el hallazgo exige mayor investigación y una mayor conciencia entre los médicos y los pacientes. Aunque se desconoce el motivo por el cual la depresión interrumpe la función cardíaca, algunos investigadores focalizan las razones a los niveles elevados de inflamación provocados por hormonas que interfieren directa o indirectamente con la capacidad del corazón de mantener su ritmo.

Siempre se ha creído que la salud mental y cardiovascular estaban muy relacionadas y, de hecho, este nuevo descubrimiento lo reafirma. Todavía queda mucho camino para recorrer, pero, tal y como destaca uno de los investigadores del estudio, “los médicos y los pacientes deben ser conscientes de que la depresión ha demostrado, en varios estudios, que es un factor de riesgo para la enfermedad cardíaca en general y, en este estudio, también para la fibrilación auricular.”

Fuente: American Heart Association Meeting Report y FEASAN

Enfermos de corazón del Clínico visitan las dependencias donde serán ingresados

Charla informativa ofrecidas a los pacientes por profesionales del Hospital Clínico.

Saber dónde se va a estar ingresado tras una intervención quirúrgica cardiaca es importante para la tranquilidad de los enfermos. Por eso, una veintena de personas, entre pacientes de corazón, familiares y acompañantes, visitaron ayer las distintas dependencias donde serán ingresados próximamente para operarse del corazón. Así, pudieron conocer de primera mano al personal que los atenderá en las áreas de hospitalización, quirófano y recuperación postquirúrgica. Esta actividad forma parte del primer taller formativo de la Escuela de Pacientes de Cirugía Cardiaca, que se encuentra enmarcada dentro del programa ‘Educa a tu corazón’. Esta escuela de pacientes se suma a otras ya puestas en marcha por el área del corazón del Clínico: las de insuficiencia cardiaca, dispositivos de estimulación cardiaca y la de grupos multifamiliares.

El objetivo principal del taller es contribuir a mejorar los niveles de seguridad y confianza en los enfermos, minimizando las cargas de preocupación y de ansiedad que suponen su paso por el centro para realizarse una operación de cirugía mayor del corazón.

El servicio de cirugía cardiaca del Hospital Clínico lleva a cabo cada año unas 450 intervenciones de cirugía cardiaca mayor, de las que, aproximadamente 80 operaciones son urgentes. De los pacientes programados, unos 180 corresponden a problemas valvulares, otros 165 son de tipo coronario y el resto son intervenidos de procedimientos varios. Cabe destacar los programas quirúrgicos de reparación valvular, cirugía cardiaca mínimamente invasiva y tratamiento endovascular de la patología aórtica, entre otros. Además, el servicio de cirugía cardiaca mantiene abiertas tres consultas semanales de postoperatorio, aorta e inclusión en lista de espera, donde son atendidos más de 600 pacientes cada año.

Fuente: Diario Sur

El Clínico y el Costa del Sol firman el primer acuerdo entre especialidades médicas y quirúrgicas

Participan los servicios de Cardiología y Cirugía Cardiaca de ambos hospitales.

Los hospitales Costa del Sol y Virgen de la Victoria acaban de firmar un acuerdo de colaboración conjunta que es pionero en Andalucía por llevarse a cabo entre dos servicios de distintos centros. En concreto, en este documento participan los servicios de Cardiología y Cirugía Cardiaca de ambos hospitales, respectivamente.

Asimismo, dicho acuerdo agilizará y mejorará los tiempos de respuesta y la calidad de la atención a los pacientes que precisen ser intervenidos quirúrgicamente en el Hospital Virgen de la Victoria procedentes del hospital Costa del Sol, lo que tiene previsto que beneficie a más de 200 pacientes cada año, mejorando por tanto la accesibilidad de estos enfermos a intervenciones mayores de corazón.

En este sentido, para la firma oficial de este documento se han reunido en el Hospital Virgen de la Victoria el coordinador de la línea de procesos asistenciales de la Agencia Sanitaria Costa del Sol, Francisco Martos; el director del área de Cardiología del Hospital Costa del Sol, Francisco Ruiz Mateas; así como el jefe del servicio de Cirugía Cardiaca del Hospital Virgen de la Victoria, José María Melero.

Además, todos ellos han estado acompañados por el director gerente del Hospital Virgen de la Victoria, José Antonio Medina, la directora de Procesos de este centro, Yolanda Lupiañez, así como la directora médica del mismo, Eva María Fragero.

También han estado presentes la directora de Enfermería, Érika Montoro; la supervisora de la Unidad de Corazón del Hospital Virgen de la Victoria, Ángela Ortega, y el director de la Unidad de Anestesia y Reanimación de este hospital, José Cruz.

De este modo, el compromiso de colaboración conjunta entre ambos centros sanitarios públicos en materia de cirugía cardíaca mejorará la accesibilidad de estos pacientes, garantizando la equidad en la atención para este tipo de intervenciones, planificando la gestión de los traslados de estos pacientes desde el Hospital Costa del Sol al Virgen de la Victoria, según han informado desde la Junta a través de un comunicado.

Asimismo, los responsables de los dos hospitales han coincidido en destacar la implicación y la coordinación que desde hace tiempo han llevado a cabo de forma continua los profesionales médicos, de enfermería, responsables de la dirección, administrativos y personal de admisión de ambos centros hospitalarios para poder materializar finalmente este importante acuerdo.

Han detallado que con esta colaboración entre especialidades, la tasa de accesibilidad de los pacientes cardiacos a las intervenciones de Cirugía Cardiaca en los Hospitales Costa del Sol y Virgen de la Victoria se encuentran entre las mejores del sistema sanitario público andaluz, con unas tasas cercanas a los 30 pacientes intervenidos de bypas coronario por 100. 000 habitantes (IQI 2012-2016).

De igual modo, han destacado que responsables de ambos servicios mantienen una sesión clínica conjunta, que tiene lugar habitualmente en el Hospital Costa del Sol con una periodicidad de 15 días aproximadamente, para analizar de forma personalizada cada uno de los casos y poder tomar decisiones terapéuticas consensuadas.

Por otro lado, el coordinador de la línea de procesos asistenciales de la Agencia Sanitaria Costa del Sol, Francisco Martos, ha destacado “la importancia del esfuerzo organizativo realizado por ambos servicios clínicos”.

Al respecto, ha incidido en que “supone otro avance en la línea de coordinación asistencial que mantienen ambos hospitales, en base a los acuerdos establecidos con el Hospital Virgen de la Victoria desde hace muchos años, que facilitan el acceso de los ciudadanos del área Costa del Sol a especialidades de referencia, como es el caso de Oncología Radioterápica, Medicina Nuclear, Radiología Vascular, Hemodinámica y Electrofisiología Cardiaca”.

Además, ha añadido Martos, “en todos estos casos se ha conseguido que los pacientes tengan una misma facilidad de acceso a las prestaciones, independientemente del ámbito geográfico del que procedan”.

Por su parte, el jefe del servicio de Cirugía Cardiaca del Hospital Virgen de la Victoria, José María Melero, ha afirmado que “este acuerdo supone un verdadero ejemplo a seguir en materia de coordinación y cooperación entre distintas especialidades, en nuestro caso, entre una especialidad médica y otra quirúrgica; siempre para beneficio del enfermo”.

Además, Melero ha destacado que este compromiso “facilita que podamos seguir manteniendo unos tiempos de espera por debajo de los 90 días para operarse, tanto para los pacientes del Hospital Virgen de la Victoria, como para los procedentes del Hospital Costa del Sol”.

El servicio de Cirugía Cardiaca del Hospital Virgen de la Victoria realiza cada año unas 450 intervenciones de cirugía cardiaca mayor, de las cuales, unas 200 corresponden a pacientes procedentes del Hospital Costa del Sol. Además, unas 80 operaciones de esta índole son relativas a casos urgentes.

Por otro lado, de los pacientes programados, unos 180 corresponden a problemas valvulares, más 165 de tipo coronario, y el resto a otros procedimientos varios. En este punto, han destacado que los programas quirúrgicos de reparación valvular, cirugía cardiaca mínimamente invasiva y tratamiento endovascular de la patología aórtica, entre otros.

Además, el Servicio de Cirugía Cardiaca mantiene abiertas tres consultas semanales de Postoperatorio, Aorta e Inclusión en Lista de Espera, donde son atendidos más de 600 pacientes cada año.

Fuente: Málaga Hoy