Los cacahuetes protegen frente a enfermedades cardiovasculares

Según un estudio publicado en Journal of Nutrition, los cacahuetes protegen de los ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares.

CacahuetesSegún las investigaciones de un equipo internacional de expertos, publicadas en Journal of Nutritioncomer cacahuetes con una comida puede ayudar a proteger contra la enfermedad cardiovascular que incluyen los ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares.

En el estudio, los hombres con sobrepeso y obesos pero sanos que comían unas unos 85 gramos de cacahuetes con una comida rica en grasas registraron un aumento abrupto de los lípidos en el torrente sanguíneo, según ha explicado Penny Kris-Etherton, profesora de Nutrición en la Universidad Estatal de Pensilvania (Penn State), en Estados Unidos.

Según esta experta, los estudios previos han demostrado que después de una comida, hay un pico en los lípidos de la sangre y que este aumento puede elevar el riesgo de enfermedad cardiovascular, que es la principal causa de muerte en Estados Unidos, así como en todo el mundo. “Normalmente, cada vez que comemos algo, hace que las arterias aumenten su rigidez durante el periodo posterior a la comida, pero hemos demostrado que si comes cacahuetes con tu comida, esto puede ayudar a prevenir la rigidez”, ha añadido Kris Etherton. “Cuando la respuesta de rigidez se produce en endotelio arterial, resulta en una menor elasticidad en las arterias, lo que puede limitar la disponibilidad de óxido nítrico, y cuando hay menos óxido nítrico, las arterias no se vasodilatan tanto. Lo que se desea es una dilatación de las arterias y que sean realmente elásticas”, ha subrayado.

Aumento de triglicéridos
Esta investigadora subraya que, con el tiempo, la respuesta de rigidez arterial puede limitar el flujo sanguíneo en todo el organismo y hacer que el corazón trabaje más, aumentando los riesgos de graves problemas cardiovasculares con el tiempo. “A medida que el corazón trabaja más y más intensamente durante un largo periodo de tiempo, podría conducir, en última instancia, a la insuficiencia cardiaca”, ha afirmado Kris-Etherton.

Según los investigadores, comer cacahuetes puede mantener las células en la línea de las arterias sanas, ayudándoles a mantener la elasticidad. Los autores demostraron que cuando los cacahuetes se toman con una comida se mitiga el típico aumento de los triglicéridos tras la ingesta de alimentos. ”Después de una comida, los triglicéridos aumentan y esto generalmente disminuye la dilatación arterial, pero los cacahuetes impiden el gran aumento de triglicéridos después de la comida. Y ése puede ser el mecanismo detrás de este efecto, el hecho de que los triglicéridos no estén aumentando tanto puede explicar por qué no hay una disminución en la elasticidad de las arterias”, ha destacado Kris-Etherton.

Los investigadores reclutaron a 15 hombres sanos y con sobrepeso y obesos para el estudio, los cuales tomaron una comida de control con 85 gramos de cacahuates sin sal en forma de batido. Un grupo de control recibió un batido de cantidad y calidad nutricional similar, pero sin cacahuetes. Los científicos tomaron muestras de sangre de los sujetos para medir los niveles de lípidos, lipoproteínas e insulina después de 30, 60, 120 y 240 minutos y emplearon una máquina de ultrasonido para medir el flujo sanguíneo de los sujetos. Hallaron una reducción del 32 por ciento en los niveles de triglicéridos después del consumo de la comida con cacahuetes en comparación con el grupo de control.

Aunque los cacahuetes fueron triturados en un batido para el estudio, los investigadores indican que se espera que comer cacahuetes lleve a la misma respuesta. No obstante, abogan por investigaciones futuras con más participantes e incluir tanto a hombres como a mujeres.

Fuendte: Diario Médico

Somos uno de los hospitales del SAS que hace más operaciones de corazón

El doctor Melero se ha marcado el reto de incrementar las operaciones y reducir la lista de espera. :: surEl Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga realizó 422 intervenciones complejas en 2016, la mejor cifra del servicio de cirugía cardiaca desde que se creó hace 20 años.

El servicio de cirugía cardiaca del Hospital Clínico Universitario, cuyo jefe es José María Melero, es uno de los centros de la sanidad pública andaluza que tiene una mayor actividad y es de los que más operaciones de patología cardiaca lleva a cabo.

El año pasado hizo 422 intervenciones de alta complejidad, la cifra mejor de los 20 años de funcionamiento de ese servicio. Eso le ha permitido reducir el tiempo de espera de las operaciones.

-Dentro de los hospitales del SAS, ¿en qué lugar se encuentra el Clínico en la cirugía del corazón?

-En el apartado de cirugía cardiaca mayor somos de los hospitales andaluces que hacen más operaciones. El año pasado realizamos 422 procedimientos de esa cirugía, que es el número más alto desde que el servicio se creó hace 20 años. Esas buenas cifras no se han conseguido de la noche a la mañana. Es un logro alcanzado de forma progresiva en los últimos tres años, con un crecimiento anual del cinco por ciento, porque cada vez hemos sido un poco más eficaces.

LAS CLAVES

Rendimiento: Ningún quirófano de España ha sido utilizado de una forma tan importante como el nuestro

 

 

-¿Cómo se ha logrado ese crecimiento de la actividad quirúrgica?

-Ha habido una conjunción que ha permitido coordinar el empuje de la Administración y el esfuerzo y la eficacia de los profesionales. De ese modo, hemos conseguido una buena gestión de los recursos y, consecuentemente, incrementar la actividad y reducir las demoras. Quiero destacar la colaboración y la implicación de toda la unidad de gestión clínica del corazón, del servicio de anestesiología y del personal de enfermería.

-¿De cuántos quirófanos disponen para esas intervenciones?

-Durante años tuvimos un solo quirófano, pero lo aprovechamos al máximo. En los últimos seis meses nos han dotado de un segundo quirófano y ha sido cuando nuestros números se han disparado.

-Tras asumir de forma oficial la jefatura del servicio, ¿qué retos se ha marcado para impulsar más la cirugía cardiaca en el hospital?

-Hay tres líneas fundamentales: por un lado, está aumentar la actividad, y estamos en ello y, por otro, mejorar los tiempos de espera quirúrgicos y seguir aumentando la cartera de servicios y los proyectos asistenciales. La tercera línea pasa por mejorar los resultados y difundirlos. Creo que nuestro servicio está muy bien posicionado. Tenemos muy buenos resultados y hemos conseguido llevar a cabo una serie de proyectos asistenciales como, por ejemplo, las reparaciones valvulares, la cirugía coronaria sin bomba, la cirugía mínimamente invasiva… Somos un grupo inquieto que siempre está haciendo cosas nuevas.

-¿De cuántos cirujanos cardiacos dispone su servicio?

–Somos siete, que es un buen número de profesionales.

–¿Cuentan con dos quirófanos a la semana?

–Hemos tenido un solo quirófano durante casi 20 años. En los dos últimos años lo hemos aprovechado al máximo mañana y tarde, de lunes a viernes. Ningún quirófano de España ha sido utilizado de una forma tan importante como el nuestro. Hemos hecho hasta nueve operaciones en un solo día, trabajando de ocho de la mañana a ocho de la tarde. La novedad es que en los seis últimos meses hemos dispuesto de un segundo quirófano por la mañana dos veces a la semana. Y lo mantenemos.

–¿Cómo son los resultados de las operaciones que llevan a cabo?

–Estamos en una buena posición en España, con niveles de mortalidad algo por debajo de la media nacional.

–¿Cuáles son las intervenciones cardiacas más frecuentes?

–Las operaciones que más hacemos son la cirugía coronaria aislada y los recambios valvulares aórticos. Nosotros apostamos por un tipo de cirugía que mejore la calidad de vida de los pacientes. Por eso, intentamos reparar las válvulas del corazón.

–Es decir, que es mejor una válvula propia reparada que poner una artificial nueva.

–Por supuesto. En todos los sentidos. Tanto por las complicaciones que pueda tener el enfermo como por obviar luego la toma de anticoagulantes y de determinados medicamentos y por la durabilidad del procedimiento que le hacemos. Además, contamos con la cirugía coronaria sin bomba

–¿Puede explicar qué es la cirugía cardiaca sin bomba?

–Es una operación que se hace sin parar el corazón del paciente y sin la necesidad de usar la máquina extracorpórea. Cuando se realiza la cirugía cardiaca, uno tiene que poner en conexión el corazón del enfermo con la bomba extracorpórea, es decir, la máquina que hace las veces de corazón y de pulmón. Nosotros estamos haciendo la cirugía coronaria sin necesidad de usar esa máquina extracorpórea.

–¿Cuál es la edad media de los pacientes? Supongo que intervienen a personas cada vez más mayores.

–La edad media es cada vez mayor; son pacientes que con muchos factores de riesgo. E so hace que las intervenciones sean más complicadas.

–Otra técnica por la que su servicio ha apostado es la llamada cirugía mínimamente invasiva. ¿Qué beneficios tiene?

–Ese tipo de cirugía se hace en pocos centros en Andalucía. Se trata de reparar la válvula aórtica mediante incisiones pequeñitas o hacer repararaciones valvulares mitrales con una pequeña incisión en el costado. De ese modo, al paciente le mejoramos la satisfacción. No es lo mismo tener una herida pequeñita a verse con una gran herida. Por otro lado, al enfermo con la cirugía mínimamente invasiva no se le rompe ningún hueso, con lo que el dolor postoperatorio es menor y la recuperación, más rápida. Esta técnica la hacemos desde hace tres o cuatro años.

Fuente: DiarioSur

Enfermedad cardiovascular y producto interior bruto en España: análisis de correlación por comunidades autónomas

Autores: Rosa Escaño-Marín a, Luis M. Pérez-Belmonte b, Eduardo Rodríguez de la Cruz a, Juan José Gómez-Doblas b, Eduardo de Teresa-Galván b, Manuel Jiménez-Navarro b,

a Departamento de Medicina, Facultad de Medicina, Universidad de Málaga (UMA), Málaga, España
b Unidad de Gestión Clínica del Corazón, Hospital Universitario Virgen de la Victoria, Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (IBIMA), Universidad de Málaga (UMA), Red de Investigación Cardiovascular (RIC), Málaga, España

Contenido Relacionado

Artículo GratuitoEnfermedad cardiovascular y producto interior bruto en España. Salud y política
Francisco J. Elola, José L. Bernal, Cristina Fernández-Pérez, Albert Ariza-Solé
Rev Esp Cardiol. 2017;70:220-1
Texto Completo - PDF
Artículo GratuitoRiqueza, mortalidad y angioplastia primaria
Jose Alberto San Román, Itziar Gómez Salvador
Rev Esp Cardiol. 2017;70:221-2
Texto Completo - PDF

Artículo

Sr. Editor:

A pesar de que en los países desarrollados ha disminuido la mortalidad por enfermedad cardiovascular (CV) en los últimos años, continúa siendo la primera causa de muerte, y en España supone el 29,66% de toda la mortalidad1. Sin embargo, este descenso no ha sido equitativo en todas las comunidades de nuestro país, en el que Andalucía tiene la mayor mortalidad (33,16%) y Canarias, la menor (24,34%). Las diferencias en la prevalencia, el grado de control y la prevención de factores de riesgo CV y en nivel socioeconómico son los principales elementos propuestos para explicar estas cifras2.

El objetivo de este estudio es analizar la mortalidad CV y otros indicadores CV y establecer su relación con el producto interior bruto (PIB) per capita (indicador de riqueza económica) según las diferentes comunidades autónomas de España en el decenio 2005-2014. Las variables recogidas se muestran en la tabla 1, la tabla 2 y la tabla 3 del material suplementario. Los datos se obtuvieron de la media de los datos de cada año del decenio, referidos por millón de habitantes y estandarizados por edad y sexo.

Los datos de mortalidad y PIB per capita se obtuvieron del Instituto Nacional de Estadística (INE) y los procedimientos CV de la Sociedad Española de Cardiología, la Sociedad Andaluza de Cardiología y la Sociedad Española de Cirugía Torácica y Cardiovascular.

Los datos de PIB per capita se encuentran en la tabla 1 del material suplementario. En el análisis se encontró una correlación significativa entre menor PIB y mayor mortalidad CV en general, por cardiopatía isquémica y por enfermedad cerebrovascular (figura 1) y un menor número de angioplastias primarias, cirugías cardiacas mayores y marcapasos (figura 2). Las demás variables no fueron significativas.

A: correlación de la mortalidad cardiovascular total. B: cardiopatía isquémica. C: accidente cerebrovascular con el producto interior bruto <i>per capita</i> de las comunidades autónomas de España. Las comunidades se identifican con iniciales y los datos de mortalidad se expresan en número de fallecidos y producto interior bruto <i>per capita</i> en euros (datos medios del decenio 2005-2014 por millón de habitantes y estandarizados por edad y sexo). AN: Andalucía; AR: Aragón; AS: Principado de Asturias; CA: Canarias; CH: Castilla-La Mancha; CL: Castilla y León; CM: Comunidad de Madrid; CN: Cantabria; CT: Cataluña; CV: Comunidad Valenciana; EX: Extremadura; GL: Galicia; IB: Islas Baleares; LR: La Rioja; NV: Comunidad Foral de Navarra; PIB: producto interior bruto; PV: País Vasco; RM: Región de Murcia.

Figura 1. A: correlación de la mortalidad cardiovascular total. B: cardiopatía isquémica. C: accidente cerebrovascular con el producto interior bruto per capita de las comunidades autónomas de España. Las comunidades se identifican con iniciales y los datos de mortalidad se expresan en número de fallecidos y producto interior bruto per capita en euros (datos medios del decenio 2005-2014 por millón de habitantes y estandarizados por edad y sexo). AN: Andalucía; AR: Aragón; AS: Principado de Asturias; CA: Canarias; CH: Castilla-La Mancha; CL: Castilla y León; CM: Comunidad de Madrid; CN: Cantabria; CT: Cataluña; CV: Comunidad Valenciana; EX: Extremadura; GL: Galicia; IB: Islas Baleares; LR: La Rioja; NV: Comunidad Foral de Navarra; PIB: producto interior bruto; PV: País Vasco; RM: Región de Murcia.

A: correlación de la tasa de angioplastias primarias. B: cirugías cardiacas mayores. C: correlación entre marcapasos y producto interior bruto <i>per capita</i> de las comunidades autónomas de España. Las comunidades se identifican con iniciales. El producto interior bruto <i>per capita</i> se muestra en euros. Los datos se obtienen de la media de los datos obtenidos de cada año en el decenio 2005-2014 por millón de habitantes y estandarizados por edad y sexo. AN: Andalucía; AR: Aragón; AS: Principado de Asturias; CA: Canarias; CH: Castilla-La Mancha; CL: Castilla y León; CM: Comunidad de Madrid; CN: Cantabria; CT: Cataluña; CV: Comunidad Valenciana; EX: Extremadura; GL: Galicia; IB: Islas Baleares; LR: La Rioja; NV: Comunidad Foral de Navarra; PIB: producto interior bruto; PV: País Vasco; RM: Región de Murcia.

Figura 2. A: correlación de la tasa de angioplastias primarias. B: cirugías cardiacas mayores. C: correlación entre marcapasos y producto interior bruto per capita de las comunidades autónomas de España. Las comunidades se identifican con iniciales. El producto interior bruto per capita se muestra en euros. Los datos se obtienen de la media de los datos obtenidos de cada año en el decenio 2005-2014 por millón de habitantes y estandarizados por edad y sexo. AN: Andalucía; AR: Aragón; AS: Principado de Asturias; CA: Canarias; CH: Castilla-La Mancha; CL: Castilla y León; CM: Comunidad de Madrid; CN: Cantabria; CT: Cataluña; CV: Comunidad Valenciana; EX: Extremadura; GL: Galicia; IB: Islas Baleares; LR: La Rioja; NV: Comunidad Foral de Navarra; PIB: producto interior bruto; PV: País Vasco; RM: Región de Murcia.

Es conocido que la prevalencia de los principales factores de riesgo CV difiere de unas regiones del país a otras, y las comunidades del sur de España se sitúan entre las que presentan cifras mayores. Las prevalencias de obesidad y diabetes mellitus tipo 2, entre otras, parecen ser los factores determinantes de estas diferencias, ambos estrechamente relacionados con el estilo de vida y los factores socioeconómicos13. Este hecho pone de manifiesto que las regiones con un estado socioeconómico menos favorable podrían ser las sometidas a mayor riesgo CV, no solo por la mayor presencia de factores de riesgo CV, sino por el menor grado de control y prevención de estos y la menor oportunidad de acceso a las estructuras sanitarias4. En este estudio, es especialmente destacable el caso de Andalucía, una de las comunidades con mayor pobreza económica y con los peores datos de mortalidad y, paradójicamente, de procedimientos CV. Existen otras comunidades que comparten el mismo cuadrante desfavorable que Andalucía ateniéndose a la división que surge según las cifras medias nacionales (figura 1 y figura 2).

Aunque la salud CV de una región determinada no está relacionada exclusivamente con el nivel socioeconómico, ya que intervienen elementos no modificables, parece que tiene un papel relevante en la presencia de los factores de riesgo CV y el grado de control y prevención de estos. Sociedades con altos índices de desarrollo sociosanitario permiten disponer de gran cobertura sanitaria y calidad de acceso a todos los niveles de los servicios de salud, lo que favorece el desarrollo de medidas encaminadas a la modificación del estilo de vida que pueda influir en el riesgo cardiometabólico de la población4.

Los resultados que se muestran en este estudio, aunque con ciertas limitaciones debido a la voluntariedad de la recogida de algunos datos en los centros, ponen de manifiesto que la riqueza económica de una región determinada se debe considerar como uno de los factores que tener en cuenta en la estimación del riesgo CV, pues se ha encontrado correlación entre menor PIB de una comunidad autónoma española y mayor mortalidad CV con menor número de procedimientos. Se podría utilizar estos indicadores para establecer la asignación de recursos e inferir el éxito o el fracaso de las políticas adoptadas.

FINANCIACIÓNL.M. Pérez-Belmonte tiene contrato post-MIR «Jordi Soler» de la Red de Investigación Cardiovascular (RIC).

Material suplementarioFichero PDF

 

Autor para correspondencia: mjimeneznavarro@gmail.com

Bibliografía

1. Amor AJ, Masana L, Soriguer F, et al. Estimación del riesgo cardiovascular en España según la guía Europea sobre prevención de la enfermedad cardiovascular en la práctica clínica. Rev Esp Cardiol. 2015;68:417-25.
2. Caballero-Güeto J, Caballero-Güeto FJ, Ulecia-Martínez MA, González-Cocina E, Legares-Carballo M, Ruiz-Ramos M. Tendencia de la mortalidad por enfermedades cardiovasculares en Andalucía y España entre 1990 y 2010. Cardiocore. 2013;48:31-7.
3. Valdés S, García-Torres F, Maldonado-Araque C, et al. Prevalencia de obesidad, diabetes mellitus y otros factores de riesgo cardiovascular en Andalucía. Comparación con datos de prevalencia nacionales. Estudio Di@bet.es. Rev Esp Cardiol. 2014;67:442-8.
4. Redondo A, Benach J, Subirana I, et al. Trends in the prevalence, awareness, treatment, and control of cardiovascular risk factors across educational level in the 1995-2005 period. Ann Epidemiol. 2011;21:555-63.

 

Asocian la vitamina C con una disminución del riesgo de fibrilación auricular tras una intervención cardíaca

Así lo demuestra un metaanálisis publicado este mes de febrero en la prestigiosa revista “BMC Cardiovascular Disorders”, llevado a cabo por el Prof. Harri Hemilä, de la Universidad de Helsinki, y el Prof. Timo Sunsyrjä, de la Universidad Central-Hospital de Helsinki, con el objetivo de averiguar la relación existente entre la vitamina C y la fibrilación auricular (FA).

El trabajo, fundamentado en la revisión de 15 ensayos clínicos y más de 2.000 pacientes, ha demostrado la existencia de una relación de asociación entre los suplementos de vitamina C y una reducción de FA postoperatoria, una alteración del ritmo cardiaco que multiplica por cinco el riesgo de sufrir un ictus y que puede ser desencadenada por diversas condiciones estresantes. De hecho, sabemos que alrededor del 30% de los pacientes sometidos a operaciones cardíacas sufren FA postoperatoria.

En concreto, se observó una reducción del riesgo del 44% en el número de incidencias de FA postoperatoria en comparación con los pacientes no tratados con vitamina C. Además, la duración de la estancia hospitalaria se redujo un 12,6% y el tiempo de ingreso en la unidades de cuidados intensivos un 8%. El análisis también verificó estos mismos efectos tras el procedimiento de cardioversión, ya que tras la administración de vitamina C se verificó una disminución del 87% en la recurrencia de la FA.

En cuanto a la forma de administración, se observó que la administración de la vitamina C por vía oral disminuye la incidencia de FA postoperatoria en un 73%, mientras que la administración por vía intravenosa reduce su incidencia un 36%. Asimismo, la administración intravenosa de la vitamina C se asoció a una estancia hospitalaria más corta.

Los autores del estudio concluyen que “a pesar de que la vitamina C es un nutriente esencial, que es seguro y barato, hacen falta más estudios para poder optimizar el protocolo de administración de vitamina C y determinar qué grupos de pacientes obtienen el mayor beneficio, por ejemplo, examinando el estado de vitamina C antes de la operación cardíaca o la cardioversión”.

Referencia bibliográfica: Hemilä, H. y Sunsyrjä, T. Vitamin C for preventing atrial fibrillation in high risk patients: a systematic review and meta-analysis. BMC Cardiovasc Disord. 2017; 17: 49.

Fuente: IM FARMACIAS y FEASAN

Nace la Cátedra de Terapias Avanzadas en Patología Cardiovascular

Presentación Cátedra de Terapias Avanzadas en Patología Cardiovascular

Ocho empresas vinculadas al sector sanitario participan en esta iniciativa de la Universidad de Málaga.

El rector de la Universidad de Málaga, José Ángel Narváez, ha presentado hoy la Cátedra de Terapias Avanzadas en Patología Cardiovascular, que dirigirá Eduardo de Teresa, catedrático de Medicina de la UMA y Director de la Unidad de Gestión Clínica del Área del Corazón del Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria.

Ambos han comparecido hoy para presentar públicamente esta Cátedra, cuyo objetivo es llevar a cabo actividades de formación, colaboración científica y desarrollo o transferencia de conocimientos y en la que participan ocho empresas vinculadas al sector sanitario: Fundación Abbott, Biotronik España, Boston Scientific Ibérica, CSA Técnicas Médicas, Medtronic Ibérica, St. Jude Medical España, Terumo Europa España y B. Brown Surgical.

El acto de presentación de la Cátedra, celebrado en el Rectorado, ha contado con la presencia de representantes de la Universidad de Málaga –en particular, de los vicerrectorados de Investigación y de Relaciones Internacionales-; la delegada de Salud, Isabel González; gerentes de hospitales públicos y privados de la provincia; investigación –IBIMA-, la Real Academia de Medicina y la industria de tecnología sanitaria. También han acudido responsables de la Oficina para la Transferencia y el Desarrollo de la Investigación (OTRI) de la UMA, que ha gestionado la organización de este nuevo proyecto.

Por esta capacidad de convocatoria se ha felicitado el doctor De Teresa, para quien “se han producido todas las condiciones de una ‘tormenta perfecta’ para dar lugar a la

D. Eduardo de Teresa, catedrático de Medicina de la UMA y Director de la UGC del Área del Corazón del Hospital Universitario Virgen de la Victoria, D. José Ángel Narváez, rector de la Universidad de Málaga y Dña. Isabel González, Delegada de Salud

creación de esta nueva estructura”, que aglutinará todas las actividades de formación, investigación y docencia que lleva a cabo el Servicio de Cardiología del Clínico desde hace más de dos décadas.

La Cátedra, adscrita al Vicerrectorado de Investigación y Transferencia, establecerá una colaboración “estratégica y duradera” con las empresas sanitarias que forman parte de ella, con el fin de ejecutar las actividades anteriormente mencionadas, siempre en el área de enfermedades cardiovasculares, que, tal y como recordó su director, constituyen la primera causa de muerte y una de las primeras de incapacidad en nuestro país.

Por tanto, se organizarán reuniones nacionales e internacionales de profesionales de la Cardiología, se realizarán actividades de consultoría para promover la innovación empresarial, se llevarán a cabo  jornadas, cursos y congresos de interés
académico y científico y se promoverán actividades de formación de grado y postgrado. De hecho, hoy se ha anunciado la creación de un máster propio.

Tanto el profesor De Teresa como el rector recordaron que el futuro pasa por la innovación, y ésta, por el desarrollo de cátedras como la que hoy se ha presentado. Narváez no desaprovechó la oportunidad de dirigirse a la industria médica presente en el acto para animar a sus promotores a colaborar con la Universidad, porque “su objetivo es crear el futuro y nosotros formamos a los que van a construirlo”.

El alcohol favorece la aparición de arritmias

En los últimos años son varios los estudios que se han publicado demostrando que la ingesta moderada de alcohol (uno o dos vasos diarios) en personas sanas, especialmente de bebidas alcohólicas ricas en polifenoles como son el vino y cerveza, confiere una cierta protección cardiovascular aumentando los niveles de colesterol ‘bueno’ y proporcionando un efecto protector de las arterias.

Sin embargo, ahora se ha visto que su consumo no es beneficioso para la parte eléctrica del corazón y que puede causar latidos cardiacos irregulares, favoreciendo la aparición de fibrilación auricular (la arritmia cardiaca más común).

Así lo indica una reciente revisión publicada en el Journal of the American College of Cardiology en la que, después de analizar a más de 900.000 personas durante 12 años, los expertos han observado que por cada bebida alcohólica consumida al día (un vaso de vino tinto o una cerveza) hay un aumento del 8% de riesgo de sufrir un latido irregular.

“Los resultados son significativos, ya que lo más probable es que haya personas que consumen de uno a dos vasos de alcohol diarios que no se dan cuenta de que se están poniendo en riesgo de sufrir latidos cardiacos irregulares”, ha advertido el profesor Peter Kistler, coautor del estudio realizado por investigadores del Baker IDI Heart and Diabetes Institute y el Hospital Alfred, en Melbourne (Australia). “Las personas que continúan consumiendo alcohol a tasas moderadas también notan que sus latidos cardiacos irregulares se vuelven más frecuentes, algo que es preocupante, ya que puede llevar a problemas graves como la insuficiencia cardiaca y el accidente cerebrovascular”, añade el prof. Kistler.

Además, se ha visto que el consumo regular de alcohol en aquellas personas que sufren ya algún tipo de arritmias aumenta aún más la frecuencia de latidos irregulares y, consecuentemente, el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular (incluso después de haber sido sometidos a una ablación por catéter). Por ello, los autores del estudio han aconsejado que todas aquellas personas que sufren de algún tipo de arritmia cardiaca no deben beber más de una bebida alcohólica por día y abstenerse de beber alcohol durante dos días (48 horas) a la semana.

Fuente: Redacción Médica y FEASAN

Control del riesgo de trombosis tras la implantación de válvula aórtica transcatéter (TAVI).

La implantación de válvulas aórticas transcatéter (TAVI por sus siglas en inglés) es una intervención percutánea considerada técnica de elección en aquellos pacientes que padecen estenosis aórtica (EA) inoperable o aquellos considerados de alto riesgo.

Aunque se trata de la valvulopatía cardiaca más frecuente en los países desarrollados y su prevalencia aumenta progresivamente con la edad, son pocos aun los estudios que han evaluado el riesgo de trombosis asociado a la implantación de la TAVI.

En este sentido, un estudio publicado recientemente en el Journal of the American College of Cardiology (JACC), que ha evaluado a 405 pacientes sometidos a TAVI entre 2011 y 2016 en el Hospital Universitario de Aarhus (Dinamarca), ha identificado una tasa de trombosis tras la TAVI del 7% mediante tomografía computarizada multidetector (TCMD).

El trabajo observó además que el uso de warfarina (anticoagulante oral del grupo de los antivitamina K) estuvo consistentemente asociada con un menor riesgo de trombosis al igual que con una resolución más rápida cuando ésta era diagnosticada.

Los pacientes en los que se encontró trombosis de la válvula (7%) se sometieron a una ecografía transesofágica (ETE). Mediante ésta, se pudo detectar engrosamiento de las valvas o restricción en el movimiento en el 86% de los pacientes en los que la TCMD detectó trombosis.

Los resultados evidenciaron que la tasa de trombosis valvular fue menor en los pacientes con fibrilación auricular (3.2% vs 10.1%) debido a la indicación de warfarina. El tratamiento con warfarina revirtió efectivamente la trombosis valvular y normalizó su función.

Referencia bibliográfica: Hansson NC et al. Transcatheter Aortic Valve thrombosis: incidence, predisposing factors, and clinical implications. J Am Coll Cardiol. 2016 Nov 08;68(19):2059-2069.

Fuente: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27580689 y http://news.anticoagulados.info/n/311216/ac.html

La Unidad del Corazón del Hospital Clínico rinde homenaje a sus profesionales recientemente jubilados

La Unidad de Gestión Clínica de Corazón del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga ha acogido este jueves un acto de agradecimiento al personal recientemente jubilado en este área del hospital, que ha contado con la presencia de la subdirectora médica del Hospital Virgen de la Victoria, Eva Fragero; la subdirectora de enfermería de este centro sanitario, Erika Montoro, y el jefe de servicio de Cardiología de esta unidad, Eduardo de Teresa.

La Unidad de Gestión Clínica de Corazón del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga ha acogido este jueves un acto de agradecimiento al personal recientemente jubilado en este área del hospital, que ha contado con la presencia de la subdirectora médica del Hospital Virgen de la Victoria, Eva Fragero; la subdirectora de enfermería de este centro sanitario, Erika Montoro, y el jefe de servicio de Cardiología de esta unidad, Eduardo de Teresa.

Así, han recibido este reconocimiento los especialistas en Cardiología, Eduardo Morillo, Edilberto Corbacho, y a la enfermera de la unidad, Inmaculada Morín. Todos ellos han recibido una insignia en forma de corazón como recuerdo de su paso por esta área del centro.

Los cardiólogos Manuel Garrido, Isabel Rodríguez Bailón, Miguel Such, así como la supervisora del área quirúrgica del Hospital Virgen de la Victoria, Cristina Narbona han sido los encargados de ofrecer una semblanza de los profesionales que concluyen su etapa laboral, según han recordado desde la Junta a través de un comunicado.

La celebración, que ha contado también con la participación de profesionales compañeros del personal jubilado, así como de sus familiares y amigos más cercanos, pretende mostrar el agradecimiento por parte de esta unidad a personas que llevan desempeñando su actividad laboral en ella durante muchos años.

De este modo, han afirmado, todos los profesionales que han intervenido en el acto han querido transmitir a los asistentes el cariño y el reconocimiento público a estos profesionales.

ACTIVIDAD

Por otro lado, han recordado que la Unidad de Gestión Clínica de Corazón del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga ha llevado a cabo más de 5.250.000 actos médicos en sus más de 20 años de andadura.

En todo este periodo se han ido incorporando todas las técnicas quirúrgicas más avanzadas dentro de esta especialidad, en la que hoy en día intervienen profesionales organizados dentro de un equipo multidisciplinar de alta cualificación integrado por cirujanos cardíacos, cardiólogos, arritmologos, hemodinamistas, anestesiólogos, perfusionistas y otros profesionales de enfermería.

Por último, han precisado que aunque la actividad investigadora de este servicio de forma conjunta con la Universidad de Málaga se remonta a más de 20 años, la puesta en marcha del laboratorio de investigación del Hospital Virgen de la Victoria, junto a la actividad asistencial de la Unidad de Corazón de este centro en los últimos años, ha supuesto un fuerte impulso a la investigación cardiovascular en la UGC del Corazón con más de 300 publicaciones en revistas científicas nacionales e internacionales.

Fuente: La Vanguardia

El grupo SEPA-SEC y la relación entre enfermedad periodontal y cardiovascular, en “El Mundo”

El suplemento del diario “El Mundo” llamado “Vivir más y mejor” ha publicado una entrevista con los coordinadores del grupo de trabajo SEPA-SEC, formado por la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA) y la Sociedad Española de Cardiología (SEC), y que cuenta con el respaldo de DENTAID y sus firmas Vitis Encías y PerioAid. La entrevista también sirve para profundizar en la relación existente entre la salud periodontal y la salud cardiovascular. Para acceder al artículo completo aquí 

El cardiólogo Juan José Gómez Doblas (Jefe de Sección de Cardiología Clínica del Hospital Universitario Virgen de la Victoria de Málaga) y el periodoncista Blas Noguerol detallan en este artículo la relación existente entre las ramas de las que son especialistas e insisten en la necesidad de la cooperación multidisciplinar como forma de abordar la enfermedad desde una perspectiva transversal.

Como se pone de relieve en la entrevista, la enfermedad periodontal y la enfermedad cardiovascular comparten factores de riesgo tan importantes como la diabetes o el tabaco. Sólo por esta razón existe una asociación entre ambas patologías. Pero sin duda existe una relación más intensa. Incluso, se señala que existen pruebas de que la periodontitis incrementa el riesgo cardiovascular y que determinados fármacos destinados a paliar enfermedades crónicas relacionadas con el corazón pueden repercutir en el manejo de los pacientes en la consulta odontológica.

Para más información sobre la relación entre enfermedad periodontal y cardiovascular, aquí

Fuente: SEPA

Diferente adaptación de los ventrículos cardiacos al ejercicio físico intenso según sexos

Hasta el momento se conocía que el ejercicio físico intenso producía una remodelación del ventrículo derecho en el corazón en el caso de los hombres, aunque debido a la falta de datos no se había podido analizar si este fenómeno se producía también en las mujeres.

Ante este vacío científico, un equipo del Hospital Clínic de Barcelona ha liderado un estudio para analizar el remodelado del ventrículo derecho de hombres y mujeres que practican deportes de resistencia, como consecuencia del entrenamiento y la adaptación aguda.

El estudio se ha basado en una muestra de 20 hombres y 20 mujeres que habían practicado deporte durante los 10 años anteriores con una frecuencia de más de 10 horas semanales y que, además, habían participado en 10 competiciones de alta resistencia durante los 3 años previos. A todos los participantes del estudio se les realizó un ecocardiograma antes de la práctica de deporte, es decir, en reposo, y otro durante el punto de máximo esfuerzo durante la práctica deportiva. Para evaluar la contractilidad de ambos ventrículos se utilizó la técnica ecocardiográfica ‘speckle tracking’, analizando a su vez la morfología del ventrículo izquierdo y derecho y la funcionalidad.

Los resultados, presentados en el congreso de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), han mostrado que todos los participantes experimentaban un aumento de todos los ventrículos y aurículas, es decir, de todas las cavidades cardiacas. No obstante, en el caso de las mujeres, las cavidades derechas serían más pequeñas y su contractibilidad mayor debido al menor volumen de trabajo a nivel de ventrículo derecho el cual se deformaría en mayor medida.

Además, a diferencia del ventrículo izquierdo, el derecho no aumentaría su contracción proporcionalmente al gasto cardiaco dado que tendría un límite de contractibilidad. Éste límite sería más pronunciado en varones por lo que, en su caso y como mecanismo de adaptación, su ventrículo derecho aumentaría de tamaño al no tener una capacidad de contractilidad tan alta como la de las mujeres.

Por lo tanto, la investigación pone en evidencia como los mecanismos de adaptación al deporte de alta resistencia dejan una huella en las cavidades del corazón, y que ésta adaptación difiere entre sexos.

Fuente: FEASAN