Gómez Doblas: «No cuidamos bien el corazón pese a que es la primera causa de muerte en España»

“Yo les digo a los pacientes que la prevención la vean como un plan de pensiones cardiovascular», afirma el cardiólogo.

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en España, pero la población no es suficientemente consciente de ello, por lo que no cuida bien su corazón. Así lo expone el jefe del servicio de cardiología del Hospital Clínico y vicepresidente de la Sociedad Española de Cardiología, Juan José Gómez Doblas, con motivo de celebrarse hoy el Día Mundial del Corazón.

«Nosotros decimos que siendo las enfermedades cardiovasculares la principal causa de muerte, todo le mundo le tiene más miedo al cáncer. La patología cardiovascular es muy prevenible, sobre todo cuando se actúa en edades tempranas de la vida, incluso en la etapa infantil», indicó este cardiólogo. Y precisó que si se controla el peso, la dieta, se hace ejercicio físico y no se fuma, se consigue que haya una reducción clara del peligro. Se trata de cambiar los estilos de vida y de identificar los factores de riesgo. Para ello, es conveniente hacerse una analítica cada año, tomarse la tensión de vez en cuando y controlarse el peso.

«Lo que quieras que sea tu salud cardiovascular dentro de 10 años lo tienes que hacer ahora»
Gómez Doblas hizo hincapié en la frase que asegura: «Lo que quieras que sea tu salud cardiovascular dentro de 10 años lo tienes que hacer ahora». Es decir, la prevención de las enfermedades del corazón hay que llevarla a cabo 10 años antes en cuanto a dieta, ejercicio físico y hábitos saludables. «Yo les digo a los pacientes que lo vean como un plan de pensiones cardiovascular, que deben empezar a hacer 10 o 15 años antes para que cuando llegue el momento de más riesgo se haya invertido tanto en salud que no haya ningún problema», manifestó el jefe de cardiología del Hospital Clínico.

Este especialista reiteró que las enfermedades cardiovasculares continúan siendo la primera causa de muerte en España, especialmente en la mujer. A ese respecto, señaló que, aunque se mantiene estable el infarto, crece la insuficiencia cardiaca. Gómez Doblas subrayó que Andalucía sigue siendo la principal comunidad con mayor mortalidad por patologías cardiovasculares, tanto por enfermedad coronaria (infarto) como por insuficiencia cardiaca. Eso se relaciona sobre todo con dos factores que son más prevalentes en la población andaluza: la obesidad y la diabetes.

La patología cardiovascular es más frecuente en los hombres que en las mujeres, pero cuando afecta a las féminas la mortalidad suele ser mayor, como pasa con el ictus. «Hay un sesgo de diagnóstico en la mujer, porque a veces tiene síntomas diferentes y acude al médico con más retraso. Y también hay un sesgo de género: a la mujer se le diagnostica más tarde, porque se le tiene un poquito menos en cuenta en algunas enfermedades cardiovasculares», significó el vicepresidente de la Sociedad Española de Cardiología.

Según dijo, ese hecho se debe a que la percepción que se tiene es que la patología cardiovascular es una enfermedad del varón. «Entonces, cuando una mujer viene, por ejemplo, con un dolor torácico, como lo que se valora es el riesgo ‘a priori’, se considera que presenta menos peligro que el hombre cuando realmente tiene un riesgo muy parecido, especialmente después de la menopausia. Los síntomas de las féminas son menos típicos y, asimismo, algunas pruebas que se les hacen son menos sensibles para detectar la enfermedad coronaria, por lo que a veces se les diagnostica más tarde, pero cuando la tienen, su mortalidad es mayor», manifestó el cardiólogo.

Infarto y angina de pecho
Las enfermedades del corazón más frecuentes son la patología coronaria (infarto y angina de pecho) y la insuficiencia cardiaca. Mientras que la primera se va estabilizando, por el mayor control de factores de riesgo como el tabaco, el colesterol y la hipertensión, la segunda está creciendo asociada al envejecimiento de la población, que recibe mejores tratamientos para la patología isquémica, por lo que vive más, pero acaba teniendo insuficiencia cardiaca.

En relación con cómo influye el Covid en los enfermos cardiacos, Gómez Doblas explicó que sufren un mayor riesgo cuando padecen una infección por coronavirus y tienen más posibilidades de que se les presenten complicaciones graves. Por eso, «deberían estar vacunados al cien por cien».

El beneficio de hacer ejercicio físico

El cardiólogo Gómez Doblas hace hincapié en que, aunque se haga poco ejercicio, siempre se logra un beneficio. Lo mínimo recomendable es hacer tres o cuatro veces a la semana al menos media hora: caminar, montar en bicicleta, nadar, pádel, gimnasio… Se aconseja que alguno de esos ejercicios sea de cierta intensidad en un par de ocasiones semanales. «No vale solo con pasear; hay que hacer un cierto esfuerzo, porque eso es lo que da el beneficio», dice este experto.

Sobre las personas mayores de 40 años que van a empezar a hacer ejercicio intenso y no lo han hecho nunca, Gómez Doblas explica que deben consultar con su médico para valorar que no sean hipertensos y que no sufran dolor en el pecho. «Hay que tener en cuenta que la principal causa de muerte súbita después de los 40 años sigue siendo la enfermedad coronaria. Y hay que tener cuidado de no pasar de cero a cien sin haber sido antes valorado por un médico», indica el cardiólogo.

Fuente: DiarioSur

  1. Aún no hay comentarios.

  1. Aún no hay enlaces.